“La alegría” no es sólo argentina

>>> Por Rudy
Sátira 12/ Página 12/ Argentina


¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Festejando la “revolución de la alegría”? ¿Vio que es taaaan exitosa, que a los brasileños les gustó, y la quieren ahí también? ¡Y mire que ellos de alegría saben ¿eh!? ¡Pero les gustó tanto nuestra alegría, que no pueden esperar que Dilma Rousseff, la presidenta que ellos mismos eligieron hace poco más de un año, termine su mandato en paz, y luego, sí, elegir a un candidato que les alegre el mandado con globos amarillos y “O globos” (¡uy, qué coincidencia!)

No, ellos están tan apurados por tener una alegría como la nuestra, tan ansiosos de sentir lo mismo que nosotros, que están acelerando el trámite. Acusaron a su presidenta de corrupción. O de corrosión, o de corrección, o de ser mujer como Cristina, o de…

* No haber salido campeones del mundo durante su mandato (mundial 2014)
* Que Messi es argentino
* Haber tenido una política económica neoliberal
* No haber tenido una política económica neoliberal
* No tener los ojos celestes y los globos amarillos como Mauricio
* De llamarse Dilma, nombre que lleva a la confusión de muchos, que tienden a decir “Vilma” porque de chiquitos veían Los Picapiedras
* De que su apellido “Rousseff” les suena demasiado a Rousseau, como el de la Revolución Francesa, y acá la única revolución que vale es “la de la alegría”
* De que al tener dos “s” y dos “f” seguidas en su apellido está desperdiciando recursos, ya que ella puede darse el lujo de tener dos letras, y hay gente que no tiene ninguna
* Que protestó cuando se enteró de que los EE.UU. la estaban espiando, sin entender que en la División Internacional del Trabajo a los EE.UU. les tocó espiar a todos
* De no ser Lula
* De ser del mismo partido que Lula
* De que si no la echan a ella ahora, capaz que después viene Lula de nuevo
* De que su partido propicia una ‘política distributiva (en realidad lo que critican es que sea distributiva entre los pobres, si fuera entre los ricos, no pasa naranja)
* De no distinguir entre la gente normal y los pobres, como nuestra benemérita vicemauricia
* De ser amiga de CFK y no de MM
* De no haber nombrado al rabino Bergman como ministro de Medio Ambiente
* De no tener cuentas en Panamá, como corresponde a alguien de su categoría
*De nada

Con todas esas causas en su contra, es casi obvio que los días de Dilma en el gobierno están contados, y no son muchos. Porque los brasileños tienen el mismo derecho que nosotros a la alegría.

Tienen derecho a tener un gobierno que sea equitativo, y les dé mucho a los que ya tienen, y les quite a los que no tienen nada, porque si no tienen nada es porque no lo necesitan.

Tienen derecho a un gobierno que concentre los medios de comunicación, para que en todos los canales, diarios y radios digan lo mismo, de manera de evitarles la trabajosa decisión de elegir a quién escuchar, y puedan dedicar su tiempo a la alegría.

Tienen derecho a un gobierno que los despida, es muy triste irse de un lugar sin que nadie te diga “Chau, adiós, arrivederci, va embora, guei gesunterheit (viajá con salud, en idish), au revoir, das vidaña (hasta mañana, en ruso), good bye o lo que sea, pero que te despidan.

Tienen derecho a ganar mucho menos dinero que antes, así se libran de comprar medicamentos que solamente sirven cuando uno está enfermo, y comen menos, lo que contribuye a estar mejor físicamente.

Tienen derecho a no tener que hacerse cargo de los demás, pagando impuestos y respetando leyes sociales que los obliguen a desprenderse de lo que tanto esfuerzo les costó ganar, heredar, afanar, rapiñar o como sea, pero ahora es de ellos y basta.

Tienen derecho a consumir lo que les digan que hay que consumir esos mismos medios que ahora les dicen que Dilma es mala y corrupta, y que los Reyes Magos existen y son Las Multinacionales, los Holdouts y los Bancos.

Tienen derecho a tener derecha.

Una cosa rara, lector. En estos días en los que los brasileños festejan que la alegría está por comenzar, y los argentinos festejamos que “y ya lo ve, y ya lo ve, somos deudores otra vez” (siempre lo fuimos, pero ahora mucho más), se celebra también el Peisaj (o Pesaj), llamada también Pascua judía, que recuerda el Exodo de Egipto hacia la libertad, que implicó 40 años de caminata en el desierto.

A ver… en Egipto había esclavitud, plagas, muchos dioses, comida para quien pudiera pagarla, pirámides para construirle al faraón… ¡había alegría! ¿por qué irse? ¡Inexplicable! En fin, lector, parece que los pueblos antiguos hacían esas cosas… hay que entenderlo, eran otros tiempos.

Lula se prepara para luchar por la democracia

EL LIDER DEL PT SOSTUVO QUE LA SOCIEDAD BRASILEÑA ESTA REACCIONANDO ANTE EL GOLPE

 

 

Mientras ayer se creaba la Comisión Especial sobre el Impeachment en el Senado, el gobernante Partido de los Trabajadores anticipó que convocará a un grupo de juristas para que sigan paso a paso el proceso de juicio político.

 

Por Darío Pignotti
Página 12/ Argentina

 
El Partido de los Trabajadores (PT) prometió convocar a un grupo de jurisconsultos para realizar un proceso paralelo al que se sustanciará en el Senado, donde ayer fueron aprobados los nombres de los 21 miembros de la Comisión Especial sobre el Impeachment.

“Vamos a seguir paso a paso lo que se trate aquí con juristas invitados de varios países”, anunció Lindbergh Farias, uno de los cuatro senadores del bloque gubernamental en la Comisión, cuyas deliberaciones se inician en la mañana de hoy. La Corte Interamericana de Derechos Humanos y el ex juez español Baltasar Garzón compararon recientemente el caso brasileño a los golpes institucionales perpetrados en 2012 en Paraguay y tres años antes en Honduras.

Raimundo Lira, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) presidirá el organismo para cuya relatoría fue propuesto Antonio Anastasia, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), cuestionado por su falta de imparcialidad. Anastasia, brazo derecho del ex candidato presidencial Aécio Neves derrotado por Dilma en 2014, ha expresado “en reiteradas oportunidades una manifiesta adhesión al impeachment… no corresponde que un cargo tan importante lo ocupe alguien del más importante partido opositor” planteó la senadora petista Gleisi Hoffmann.

Con 14 de los 21 miembros de la Comisión a favor de la apertura del juicio político, y algunos indecisos, se da por seguro que la oposición obtendrá otro triunfo en el camino hacia la remoción de Dilma Rousseff, iniciado el domingo 17 de abril cuando 367 diputados votaron contra Dilma respaldada por sólo 137 congresistas de la Cámara baja.

Pero no se trata de una victoria definitiva.

Dentro de dos semanas el parecer de este organismo especial será sometido al plenario de la Cámara Alta donde requerirá de una mayoría simple para dar inicio al impeachment. Se estima que entre el 12 y el 17 de mayo ocurrirá la votación que probablemente avalará el proceso, momento en el cual Dilma estará obligada a tomarse una licencia por hasta seis meses durante los cuales será reemplazada por Michel Temer, del PMDB.

Será entonces el comienzo de nuevas contiendas: en el Legislativo, convertido en tribunal, para demostrar la inocencia de la mandataria contra quien no hay ninguna denuncia de corrupción y en las calles a través de la movilizaciones como las realizadas ayer por miles de campesinos sin tierra en varios estados. Sumadas a las de la semana pasada frente a las residencias de Michel Temer en San Pablo y Brasilia, donde celebra reuniones para formar su gabinete de transición, o excepción.

Dilma se reunió con sus ministros de cabecera ayer en el Planalto para ajustar las etapas de la resistencia, que van desde interponer amparos ante el Supremo Tribunal Federal por eventuales irregularidades en el juicio político a una, por lo pronto remota, posibilidad de convocar a elecciones anticipadas en octubre, iniciativa que ayer fue defendida por un grupo de senadores, entre ellos Roberto Requiao y Cristovam Buarque, el primero del PMDB y el segundo del Partido Popular Socialista, que en lo inmediato votará por la apertura del impeachment. Al cierre de esta edición, la mandataria estaba reunida con representantes de movimientos sociales del Frente Brasil Popular.

“Va a haber mucha lucha en Brasil.. aguarden que vendrán momentos de combates democráticos… la sociedad está reaccionando ante el golpe, hay un sentimiento de indignación incluso en quienes que no votaron a Dilma”, declaró Luiz Inácio Lula da Silva.

“Lo que está en juego en nuestro país va más allá de la defensa del mandato legítimo de la presidenta, es el voto soberano de 54 millones de mujeres y hombres, estamos ante el riesgo de que se interrumpa el proceso histórico que desembocó en la conquista de la democracia”.

Lula, cuyo discurso fue leído por un asistente debido a su afonía, embistió contra la conjura orquestada en el Congreso hegemonizado por una “gavilla legislativa que implantó la agenda del caos.. luego de ser derrotada por cuarta vez (en 2014) la oposición optó por la estrategia golpista para volver al poder”.

Dirigentes políticos de América Latina, Europa y Africa participaron en el seminario organizado ayer en San Pablo por la Alianza Progresista, de la que hace parte el PT.

A caballo de su prestigio internacional Lula denunciará en diversos foros los atropellos de la oposición que ayer demostró, una vez más, su inquietud ante el impacto negativo del proceso destituyente en medios de Estados Unidos y Europa.

El presidente de la Comisión Especial Raimundo Lira, que el mes pasado declaró su voto por el impeachment, ayer afirmó ser neutral y garantizó que actuará de “forma salomónica”. “El tratamiento que se dará al impeachment en el Senado no repetirá el histrionismo, la ópera bufa, que se vio en Diputados hace dos semanas, un espectáculo que perjudicó la legimitidad del juicio”, afirmó del doctor en ciencias políticas Marco Aurelio Nogueira consultado por Página/12.

“Los senadores tratarán de ser mucho más sobrios, lo que pasó en Diputados fue algo que avergonzó al país, esos pastores invocando a Dios… otro que exaltó a la dictadura… varios enviados de la prensa internacional quedaron espantados”, agregó Nogueira.

Guerra a la reputación

Dilma Rousseff tiene un pedido de impeachment encaminado por 38 votos de una comisión parlamentaria, 35 de los cuales están implicados en procesos de corrupción, mientras que nada se ha probado en contra de ella.

 

Por Emir Sader/ Página 12/ Argentina

Sin argumentos frente al éxito de los modelos económicos y sociales de los gobiernos progresistas latinoamericanos, la derecha de esos países se dedica al ataque a la imagen personal de los líderes de la izquierda latinoamericana.

Cada vez más favorito para volver a ser presidente de Brasil, asumiendo la coordinación del gobierno de Dilma Rousseff, Lula es acusado de tener un departamento que nunca fue suyo, de una quinta que nunca le perteneció. Se ha vuelto el político más investigado por sus enemigos en el Judiciario y en la Policía Federal, se ha presentando siempre para declarar, sin ningún problema, pero nunca han encontrado nada que lo deshonrara.

Lula, después de ser el presidente más exitoso que Brasil jamás tuvo, dentro y fuera del país, volvió a vivir en el mismo departamento de antes, en Sao Bernardo do Campo, un barrio en la periferia de San Pablo habitado por empleados de la industria automotriz de San Pablo, donde él había hecho su carrera profesional de tornero mecánico y de líder sindical metalúrgico. Mientras que Cardoso, después que salió de la presidencia, tiene, entre otros bienes nuevos, un departamento en la Avenue Foch, en el barrio más rico de París.

De la misma manera, Dilma Rousseff tiene un pedido de impeachment encaminado por 38 votos de una comisión parlamentaria, 35 de los cuales están implicados en procesos de corrupción, mientras que nada se ha probado en contra de ella.

Tratan de implicar a Evo Morales en supuestas acciones de favorecimento de una empresa privada, a partir de una relación afectiva que tuvo en el pasado. Y buscan acusar sin fundamento a Cristina en un supuesto caso de lavado de dinero.

Se trata de casos de persecución política, promovidos por la alianza entre sectores del Poder Judicial y de los medios, unidos en el combate a la imagen pública de líderes populares.

Es la confesión de que la derecha no puede competir con esos líderes en la disputa democrática de las elecciones. Trata entonces de buscar la judicialización de la política, intentando sacar de la vida política a líderes populares de amplio apoyo en la sociedad.

La forma que buscan es la de la descalificación personal. Los gobiernos del PT habrían tenido éxito porque habrían financiado sus elecciones y reelecciones mediante procesos de corrupción. No encuentran ningún dato, pero insisten en esas acusaciones, intentando descalificar todo el proceso de inmensa democratización social que le país ha vivido en esos anos.

Tratan de descalificar las gigantescas trasformaciones que ha vivido Bolivia bajo el liderazgo de Evo Morales y de Alvaro García Linera, alegando comportamiento personal indebido del presidente y de que el documento universitario que comprueba el currículum académico del vice presidente no correspondería,

Al igual que intentan criminalizar a Cristina, como si ello pudiera descalificar el rescate de Argentina que Néstor y ella hicieron, de la peor crisis de su historia.

Lo que tratan de hacer es de ensuciar el imagen pública de los líderes populares, con la reiteración de denuncias sin base alguna, pero que, por la reiteración, buscan crear sospechas respecto al comportamiento de esos lideres. Buscando, a la vez, de desplazar los temas económicos, políticos y sociales, hacia temas de la corrupción, con la acción correspondiente del Judiciario.

El inmenso proceso de democratización social que ha vivido América latina en este siglo está en peligro, si no se avanza en la democratización de la formación de la opinión publica y en la democratización del Judiciario.

Lula habla de nazismo y fascismo

por GERMÁN ARANDA/ El Mundo/ Espanha

La Comisión especial del ‘impeachment’ contra Dilma Rousseff marcó en la noche de este lunes el camino hacia la destitución de la mandataria. 38 de los miembros de la comisión votaron a favor del proceso y 27 se mostraron contrarios, de modo que el documento será votado el próximo domingo en el pleno de la cámara de los diputados. No obstante, si se mantiene esta proporción, no prosperará el cese de Rousseff, que necesita dos tercios de los apoyos en la Cámara para avanzar hacia el Senado.

La polarización de las calles se reproduce en las sesiones del Legislativo. Este fin de semana se construyó un muro de un kilómetro en la Explanada de los Ministerios para separar a los manifestantes a favor y en contra del ‘impeachment’, que ocupan los aledaños del centro de poder de Brasilia. Dilma Rousseff afronta una semana clave para evitar su ‘impeachment’ y depende más que nunca del último sprint negociador del Ejecutivo, que ayudado por el ex presidente Lula intenta convencer a líderes de varios partidos para que la apoyen frente al proceso.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva comparó la crisis política que vive el país con el surgimiento del fascismo y el nazismo en Europa, durante un acto multitudinario organizado por intelectuales y artistas en Río de Janeiro en apoyo al Gobierno de Dilma Rousseff.

“Fue así que surgió el nazismo en Alemania, cuando Hitler mandó perseguir a los socialistas y a los comunistas. Fue así que nació el fascismo en Italia. Y nosotros queremos decir bien alto que aprendimos a apreciar la democracia porque sólo la democracia permite que un tipo como yo llegue a la presidencia, que una Dilma llegue a la presidencia”, dijo Lula.

“Sólo la democracia permite una rotación del poder en la que uno puede competir”, agregó ante decenas de miles de personas congregadas en el centro de Río de Janeiro, mientras en Brasilia una comisión parlamentaria daba luz verde al debate en el Congreso sobre el juicio político contra Dilma Rousseff, su sucesora en el cargo y ahijada política.

“No quieren que Dilma gobierne, quieren truncar la democracia. Y es importante que les digamos a nuestros amigos que quieren dar el golpe: aprendan de Lula, sepan esperar”, añadió el ex presidente en referencia a los doce años que transcurrieron entre la primera vez que se presentó como candidato y su triunfo en las elecciones presidenciales de 2002. Leia mais

BRASIL Crisis y cambios

Por Emir Sader
Página 12/ Argentina

Ningún país sale igual después de una crisis tan profunda y prolongada como la que vive Brasil. Es una crisis que, en su dimensión directamente política, hasta puede tener su desenlace en abril, si el pleno de la Cámara de Diputados no logra el quórum que tiene que tener la oposición para seguir el proceso de impeachment a la presidenta Dilma Roussef.

Brasil ya ha cambiado mucho en ese casi año y medio y va a cambiar mucho más, ya sea si triunfe la derecha, ya sea si la izquierda derrota la asonada golpista de la oposición. Quien vio las calles de todo el país los días 18 y 31 de marzo ya pudo notar los cambios. No sólo por las inmensas marchas y concentraciones populares en todo el país, con gente pobre, con jóvenes, con mujeres, con personas de todas las clases sociales y de todas las etnias, mezcladas, de forma alegre y espontánea, como Brasil no había vivido desde la campaña por las elecciones directas, en la salida de la dictadura, hace más de 30 años.

Los que, precipitadamente, una vez más, daban por muerta a la izquierda brasileña, agotado el gobierno, terminado el liderazgo de Lula y el Partido de los Trabajadores (PT), una vez más no tienen palabras para describir lo que Brasil vive en este momento. Porque no han entendido todo lo que el país ha vivido desde 2003 y vive actualmente.

El vigor y la capacidad de movilización que ha demostrado la izquierda brasileña y el liderazgo de Lula demuestran la fuerza y el potencial que tiene siempre el campo popular en Brasil. Mientras la derecha pierde fuerza y apela a acciones violentas conforme se repliega, la crisis brasileña llega a su ápice con la izquierda en la ofensiva, ocupando las calles, movilizando a un amplio espectro de entidades civiles – de universidades a artistas, de religiosos a movimientos hiphop –, que demuestran cómo la izquierda ha madurado y se ha fortalecido a lo largo de la crisis.

De la consigna “Fuera Dilma”, con la que la derecha alcanzó a movilizar a amplios sectores de clase media derechizada, las calles ahora son ocupadas por la consigna que domina el país: “No habrá golpe/habrá lucha”. En caso de que ganara la derecha, simplemente se instauraría el Brasil el proceso de desguace del Estado, de las políticas sociales, del desarrollo nacional de Petrobras y de la plataforma petrolera submarina Pre-sal, de la política externa soberana que tiene el país actualmente. Se sumaría a Argentina como un gran polo de restauración conservadora, pero, al igual que en ese país, con un fuertísimo movimiento popular organizado y movilizado para resistir a ese proceso. Si gana la derecha Brasil no sería mas, sino mucho menos estable que actualmente. Nadie puede imaginar lo que sería un gobierno nacido de un golpe blando hoy en Brasil.

Pero, en caso de que sea derrotada la derecha, lo cual puede darse este mes, con su incapacidad de obtener dos tercios de los votos en la Cámara de Diputados para el impeachment de Dilma, la izquierda tiene una nueva y gran posibilidad de imponer una salida progresista a la crisis brasileña.

Porque el país ha cambiado. Tantos los partidos de la derecha, el PSDB y el PMDB, así como todos los grandes medios de comunicación, se han jugado por entero a tumbar al gobierno. Si no lo logran, los dos partidos tradicionales prácticamente desaparecerán como fuerzas políticas, sin candidatos, desprestigiados, sin propuestas. Del mismo modo los grandes medios, sin legitimidad alguna, favorecen los planteos de su democratizacion.

A su vez, Lula reapareció con toda fuerza, tanto en el gran acto del 18 de marzo en San Pablo, como en su recientes viajes por todo el país. Ayer hizo un gran acto en Fortaleza, nordeste de Brasil, región donde tiene su base de apoyo más amplia. Fue el inicio de otras apariciones, donde tratará de recuperar el apoyo al gobierno y de promover las tesis de la izquierda para la crisis brasileña.

Lula a la vez ya ha empezado a actuar como coordinador político del gobierno, comandando una reforma del gabinete que se anunciará la próxima semana. Actuará directamente como ministro de la Casa Civil, si el Supremo Tribunal de Justicia decide a favor de su petición, o como simple asesor político de Dilma, lo cual cambia sólo formalmente su lugar central en el gobierno.

La crisis demuestra, a su vez, la saciedad, el agotamiento de un sistema político que permite la proliferación de partidos, los cuales viven de su comercialización. Expone también a un Congreso que se permite imponer gastos con enmiendas para uso de los parlamentarios, sin ningún tipo de control, entre tantas aberraciones. Es cierto que la elección del próximo Congreso ya no contará con financiamiento privado, pero aun así, requiere un gran proceso de democratización. Al igual que el mismo Poder Judicial, que en esta crisis ha jugado un rol arbitrario, con decisiones que sólo puede asumir un órgano sin control democrático, compuesto por jueces con mandatos eternos.

Una derrota de la derecha abre camino también para el resurgir de la economía brasileña, retomando la via del desarrollo con distribución de renta, con expansión del mercado interno del consumo popular, con un nuevo impulso de las políticas sociales. Estas van a quedar bajo la responsabilidad de Lula dentro del gobierno, así como los grandes proyectos de infraestructura.

En las próximas semanas y días Brasil decidirá la fisonomía que el país va a tener en toda la primera mitad del siglo XXI, con consecuencias directas para todo el continente. La crisis reveló que el país no puede seguir como ha estado hasta ahora. La lucha política decidirá el rumbo que tomará Brasil.

As mal-amadas de Lula

Lula deu uma queda
Foi ao chão
Acudiram três mulheres
Todas de coração na mão

A primeira foi Heloísa
A segunda a Marina
O terceira foi Marta
a todas Lula disse não

Quanta laranja madura
Quanto limão pelo chão
Quanto sangue derramado
Dentro do meu coração

Lula levantou-se
Levantou-se lá do chão
E sorrindo disse para as três
à Dilma dou meu coração

Dá laranja quero um gomo
Do limão quero um pedaço
Da morena mais bonita
Quero um beijo e um abraço

Política não é nenhum tema infantil. Esta uma história de ambição e traição. Heloísa, Marina e Marta incessantemente cobiçaram suceder Lula na presidência. Como candidatas do PT. E todo desejo frustado sempre termina com o beijo de Judas.

Muito escrevi sobre essas três vestais. Clique nos links. Hoje transcrevo da Wikipédia alguns trechos biográficos.

Heloísa Helena

heloisa-helena

Heloísa Helena Lima de Moraes Carvalho (Pão de Açúcar, 6 de junho de 1962) é uma enfermeira e professora.

Em 1998, pelo PT, foi eleita senadora por Alagoas. Em 2003, foi expulsa da legenda. No ano seguinte, foi uma das pessoas que fundaram o Partido Socialismo e Liberdade.

Em agosto de 2005 foi agraciada, pelo governador Ronaldo Lessa, de Alagoas, com a Medalha Marechal Floriano Peixoto.

Em 2006 foi candidata à Presidência da República pela coligação PSOL-PSTU-PCB, tendo conquistado a terceira colocação. Foi eleita vereadora de Maceió em 2008. Em abril de 2010 anunciou que não concorreria ao cargo de presidente da República, para disputar, pela segunda vez o Senado Federal. Perdeu. Foi novamente candidata à vereança em 2012. Atualmente exerce o mandato de vereadora por Maceió, capital do Estado de Alagoas.

Em setembro de 2015, com o registro do partido Rede Sustentabilidade, Heloísa Helena oficializa sua saída do Partido Socialismo e Liberdade e filia-se a nova sigla.

Ora favorável ora contra Fernando Collor (em Alagoas), e contra Lula, não passa de uma oportunista, acusada por José Dirceu de ter militado nas legiões da ditadura.

Marina Silva
Aroeira

Aroeira

Nasceu pelas mãos de sua avó, que era parteira, na localidade de Breu Velho, em Rio Branco, capital do estado do Acre, em 8 de fevereiro de 1958. Foi registrada com o nome de Maria Osmarina Silva de Souza, sendo filha do seringueiro cearense Pedro Augusto da Silva e da dona de casa Maria Augusta da Silva. O nome Marina, decorrente de um apelido dado por uma tia, foi acrescentado por ocasião da eleição de 1986, quando os candidatos ainda não podiam usar alcunhas nos nomes oficiais (um processo semelhante ao que aconteceu com Luiz Inácio Lula da Silva).

Marina conta que foi salva de várias doenças mortais, sendo predestinada por Deus para ser presidente do Brasil. Nasce o mito de santa.

Seu primeiro casamento ocorreu em 1980 e resultou em dois filhos: Shalon e Danilo. A união terminou em 1985. No ano seguinte, em 1986, casou-se com Fábio Vaz de Lima, técnico agrícola que assessorava os seringueiros de Xapuri. Desse casamento, que dura até hoje, Marina teve Moara e Mayara.

A imprensa sempre esconde o nome do primeiro marido, quando o segundo está envolvido em vários escândalos de corrupção.

Trajetória política. Ingressou no Partido Revolucionário Comunista (PRC), organização marxista que se abrigava no Partido dos Trabalhadores, então sob o comando do deputado José Genoíno.

Foi professora na rede de ensino secundário e engajou-se no movimento sindical. Foi companheira de luta de Chico Mendes e com ele fundou a Central Única dos Trabalhadores (CUT) do Acre, em 1985, da qual foi vice-coordenadora até 1986. Nesse ano, filiou-se ao Partido dos Trabalhadores (PT) e candidatou-se a deputada federal, junto com Candidatos do PT nas eleições de 1986: Hélio Pimenta, candidato a Governador, Chico Mendes, candidato a deputado estadual, Matias, candidato a Senador. Obtendo o apoio de Chico Mendes. Marina e Chico Mendes não foram eleitos.

Vereança. Em 1988 foi a vereadora mais votada do município de Rio Branco, conquistando a única vaga da esquerda na câmara municipal. No mesmo ano, ocorreu o assassinato de Chico Mendes, amigo pessoal de Marina. Nesse cargo, combateu diversos privilégios dos vereadores e devolveu para os cofres da Câmara os benefícios financeiros a que eles, inclusive ela própria, tinham direito. Com essas ações, muitos adversários políticos foram criados, contudo a sua popularidade cresceu.

Assembleia Legislativa do Acre. Exerceu seu mandato de vereadora até 1990, quando candidatou-se a deputada estadual e obteve novamente a maior votação.

Senado. Em 1994 foi eleita senadora da República, pelo estado do Acre, sendo a pessoa mais jovem a ocupar o cargo de senador no Brasil. Foi Secretária Nacional de Meio Ambiente e Desenvolvimento do Partido dos Trabalhadores, de 1995 a 1997.

Em 2002 foi reeleita, com projeção de cumprimento de mandato até 31 de janeiro de 2011.

Em 2008 retornou ao Senado, após longo período exercendo o Ministério no governo Lula.

Ministério do Meio Ambiente. Marina ao lado de Rousseff, quando as duas eram ministras do governo Lula.

Em 2003, com a eleição de Luiz Inácio Lula da Silva para a Presidência da República, foi nomeada ministra do Meio Ambiente. Desde então, enfrentou conflitos constantes com outros ministros do governo, principalmente com Dilma Rousseff.

Em dezembro de 2006, enfraquecida por uma disputa com a Casa Civil, que a acusava de atrasar licenças ambientais para a realização de obras de infraestrutura.

Em 2007 Marina negou divergências, mas lhe inquietava o crescente prestígio de Dilma.

Em 2008 agravaram-se as divergências, em decorrência da demora na liberação das licenças ambientais, pelo Ibama, para as obras no rio Madeira, em Rondônia. Essa demora e o rigor na liberação dos documentos foram considerados como um bloqueio ao crescimento econômico.

Marina Silva também denunciou pressões dos governadores de Mato Grosso, Blairo Maggi, e de Rondônia, Ivo Cassol, para rever as medidas de combate ao desmatamento na Amazônia.

Em 13 de maio de 2008, cinco dias após o lançamento do Plano Amazônia Sustentável (PAS), cuja administração foi atribuída a Roberto Mangabeira Unger, Marina Silva entregou sua carta de demissão.

Tudo ciumeira e inveja. Em abril de 2007, Dilma já era apontada como possível candidata à presidência da República na eleição de 2010. Naquele mesmo ano, o presidente Lula passou a dar destaque a então ministra com o objetivo de testar seu potencial como candidata. Em abril de 2009, Lula afirmou que “Todo mundo sabe que tenho intenção de fazer com que Dilma seja candidata do PT e dos partidos, mas se ela vai ganhar vai depender de cada brasileiro”. Para cumprir com a lei eleitoral de desincompatibilização, Dilma deixou o Ministério da Casa-Civil em 31 de março de 2010.

De olho grande na presidência. Em 11 de junho de 2010 anunciou oficialmente sua candidatura à Presidência da República, em uma convenção do Partido Verde, na qual afirmou pretender ser a primeira mulher negra, e de origem pobre, a governar o Brasil.

No início de setembro, segundo pesquisa realizada pelo Instituto Datafolha, a candidata contava com 10% das intenções de voto, contra 50% de Dilma Rousseff e 28% de José Serra, número inferior aos votos nulos e brancos, que à época somavam 11%.

O crescimento de Marina Silva no primeiro turno das Eleições brasileiras de 2010 foi denominado pela imprensa como “onda verde”.

Ao final do primeiro turno das Eleições Presidenciais de 2010, em 3 de outubro, Marina Silva obteve 19.636.359 votos, o que correspondeu a 19,33% dos votos válidos, ocupando assim o terceiro lugar na disputa que seguiu para o segundo turno entre Dilma Rousseff e José Serra.

Em relação ao resultado final das eleições, Marina usou de humildade e parabenizou a candidata eleita pela maioria, “Parabenizo a ministra Dilma por ter sido eleita presidente, e a primeira mulher presidente do Brasil”, disse. A senadora desejou “boa sorte” a Dilma e afirmou que a nova presidente deve ter no cargo “a simplicidade dos pombos e a sagacidade das serpentes”.

Marina que se declarou “independente” em relação ao segundo turno, manteve sua neutralidade e não revelou o voto. Ainda pelo Twitter, Marina reforçou a parabenização dizendo: “a ministra Dilma era a candidata de uma parte dos brasileiros. A partir de agora é a presidente eleita de todos nós nos próximos quatro anos.”

Corrida presidencial de 2014. Oficialmente confirmada como pré-candidata à reeleição, Dilma Rousseff tinha entre seus principais adversários o ex-governador de Pernambuco Eduardo Campos, que faleceu em um acidente aéreo em 13 de agosto de 2014, e o senador do PSDB por Minas Gerais Aécio Neves.

Em outubro de 2013, após ter o registro do seu partido negado pelo TSE, Marina abdica de sua candidatura à presidente, e resolve se aliar ao PSB e a Eduardo Campos. Os dois firmaram uma aliança programática. A dupla confirmou a pré-candidatura da chapa que tinha Campos como candidato a presidente e Marina na vice, durante evento realizado em Brasília, em 14 de abril de 2014.

Após a morte de Eduardo Campos, o presidente do PSB Roberto Amaral e demais dirigentes confirmaram no dia 16 de agosto de 2014 que Marina Silva estaria mantida na chapa e que ela seria candidata, superando todo tipo de divergências no partido.

Cellus

Cellus

“Quero, primeiramente, agradecer a Deus por estar nos ajudando a fazer essa travessia difícil, após a perda daquele que havíamos escolhido para nos guiar nessa difícil tarefa de mudar o Brasil. Mudar com a visão de que se começa o novo no novo, corrigindo os equívocos praticados, e encarando os desafios desse início de século”, rezou Marina.

No dia 5 de outubro de 2014, após o encerramento da apuração, Marina Silva ficou em 3º colocado com 22.154.707 de votos.

GOLPE. Marina defende o golpismo, desde que as eleições presidenciais sejam antecipadas para este ano ou começo de 2016. De qualquer maneira é a primeira candidatura lançada para o pleito de 2018, para suceder Dilma Rousseff.

MARTA SUPLICY

marta

PRESTÍGIO DO SOBRENOME – Marta sempre foi candidata pelo PT. Agora, defende o impeachment de Dilma. Inclusive pretende a substituição de Dilma pelo vice-presidente Michel Temer. Dilma e Marta são inimigas cordiais.

O PT foi criado na casa de Marta, quando era casada com Eduardo Suplicy, cujo nome usa e abusa eleitoralmente.

Por este nascedouro, e ser uma velha amiga, a ex de Suplicy acreditava que devia ser a candidata ideal para suceder Lula.

Marta Teresa Smith de Vasconcellos Suplicy (São Paulo, 18 de março de 1945) é uma psicóloga, apresentadora de televisão e sexóloga. Filiada ao Partido dos Trabalhadores (PT) por 33 anos (1981-2015) foi deputada federal, prefeita de São Paulo, ministra do Turismo, ministra da Cultura pelo próprio PT. Marta Suplicy também é conhecida por ter sido a primeira mulher vice-presidente do Senado Federal e desde 2011 serve como senadora pelo estado de São Paulo.

Em setembro de 2015, filiou-se ao PMDB.

 Força do Nome – Foi casada de 1964 a 2001 com Eduardo Suplicy, com quem teve três filhos: João, André e Eduardo.

Divorciou-se em 2001, mantendo o sobrenome com o qual se tornou conhecida. Com o divórcio oficializado em 2003, casou-se com o franco-argentino Luis Favre, pseudônimo de Felipe Belisario Wermus, divorciando-se, novamente, em 13 de fevereiro de 2009. Em 2013, casou com o empresário Márcio Toledo.

Ministério do Turismo – Em 13 de junho de 2007 lançou o Plano Nacional do Turismo. Questionada sobre a crise que ocorria então no setor aéreo e sobre a oportunidade de seu plano que incentivava viajar, respondeu: “Relaxa e goza que depois você esquece de todos os transtornos!”. Esta frase de sexóloga causou um impacto muito negativo à sua imagem.

Em 3 de junho de 2008, o presidente Lula definiu o substituto da ministra, que deixou o governo para se dedicar à campanha municipal de São Paulo.

Como Ministra do Turismo obteve, na Alemanha, linhas de crédito para empresários brasileiros interessados em investir na Copa do Mundo de 2014. Em março de 2008 foi assinado um acordo com o Banco Interamericano de Desenvolvimento (BID), para investir um bilhão de dólares no turismo brasileiro, em um novo modelo de Prodetur Nacional.

charge marta relaxa

Ministério da Cultura – Em 12 de setembro de 2012 foi nomeada ministra da Cultura pela presidente Dilma Rousseff, substituindo Ana de Hollanda. Nesse período, Marta promoveu a atualização da Lei Rouanet e a expansão dos CEUs (Centro Educacional Unificado) em regiões carentes.

Em 11 de novembro de 2014, antecipando a reforma ministerial do segundo mandato presidencial de Dilma Rousseff, Marta pediu demissão e, em 13 de novembro de 2014, reassumiu o mandato de senadora por São Paulo.

marta cultura ministra de lula

Prefeitura de São Paulo – Foi candidata do PT ao governo de São Paulo, com patrimônio declarado de 12 milhões de reais, incluindo uma casa no Jardim Paulistano avaliada em 1,4 milhão de reais, uma casa no Guarujá também avaliada em 1,4 milhão de reais e 2,7 milhões de reais em um fundo de capitalização no Banco Pactual; entrentanto, apesar dos 3.743 milhões de votos, não passou ao segundo turno, ficando em terceiro lugar, disputado contra Paulo Maluf e Mário Covas em pleito vencido pelo tucano.

Estilo petista de governar – Em 2000, disputou o segundo turno com Paulo Maluf (então PPB, atual PP) e foi eleita prefeita da cidade de São Paulo pelo PT, com 3.248.115 votos (58,51% dos votos válidos). Marta assumiu a prefeitura de São Paulo após a gestão de Celso Pitta. Procurou recuperar o verde, retirando o cimento de praças e avenidas, colocando plantas e flores.

Introduziu o mecanismo de Orçamento Participativo na prefeitura de São Paulo, inspirada pelos 16 anos de experiência, obtida pelo PT com Democracia participativa, na cidade de Porto Alegre, criando algumas inovações como o Orçamento Participativo Criança, lançado em março de 2004, durante o 3º Congresso Municipal de Educação.

Marta enfrentou, no início de sua gestão, sucessivas greves no serviço de transportes, que eram incitadas por um suposto acordo secreto, feito entre os empresários concessionários de linhas de ônibus e os sindicatos da categoria na capital. Na ocasião Marta foi ameaçada de morte, passando a usar colete antibalas.

Bilhete Único – Reestruturou o sistema de transportes municipais, com as linhas-tronco convergindo para o centro da cidade de São Paulo.

Instituiu o bilhete Único, com o qual, durante a sua gestão, era possível fazer ilimitadas integrações de ônibus pagando uma única passagem, na época, dentro do período de duas horas.

No final de sua gestão criou os “passa-rápido”, corredores de ônibus sem muros e grades, e dois túneis.

CEU – Criou os Centros Educacionais Unificados, estabelecimentos educacionais de grande porte com serviços e atividades extra-curriculares (teatro, piscina, creche, quadras poliesportivas), localizados em áreas carentes da cidade, o que foi uma das bandeiras de sua administração.

Em 2005, seu sucessor suspendeu a expansão de todos os novos CEUs já previstos e licitados para reavaliação de custos. Em novembro 2005 a prefeitura decidiu retomar a construção das unidades até então já planejadas e licitadas na gestão de Marta.

O acompanhamento e a avaliação do processo de implementação dos CEUs, realizado em parceria com a Fundação para a Infância e Adolescência FIA, mostrou indicadores de satisfação das comunidades acima de 90%. “A questão da escola em locais com alta concentração de pobres precisa ter um tratamento diferenciado por parte da política educacional, capaz de compensar as desigualdades (…).

Em contraponto Marta foi duramente criticada por não ter acabado com todas as escolas de lata herdadas de administrações anteriores, instalações provisórias de ensino que ofereciam péssimas condições de ensino às crianças, antes de iniciar a construção de CEU’s.

“Salas de lata”, “salas emergenciais”, “salas modulares” ou ainda “escolas de lata” foram entregues à população durante a gestão do prefeito Celso Pitta (1997-2000). Receberam esse nome em decorrência do material de que eram feitas tais salas e, “apesar do nome, não expressaram qualquer improviso ou falta de planejamento, mas uma explícita intencionalidade de sucateamento da educação destinada às classes sociais mais excluídas”, e se constituíram em resquícios herdados de administrações anteriores. “O sistema educacional brasileiro, assim como em grande parte a política educacional proposta por diferentes administrações, construiu, historicamente, uma escola excludente, reprodutora da realidade sócio-econômica. A essa prática, metaforicamente, denominamos de pedagogia de lata”.

Marta criou o também o “Vai e Volta”, transporte escolar para as crianças das escolas municipais. As escolas municipais passaram a fornecer orientação sexual. Seus opositores entraram com uma ação com o “pedido de suspensão dos direitos políticos” por “falta de licitação” da ONG que deveria administrar o referido ensino. Manteve e ampliou o “Leve Leite”, criado na administração de Paulo Maluf (1993-1996).

Fez parceria com os comerciantes de várias regiões da cidade, criando os “shoppings em céu aberto”. Reformulou o serviço funerário, modernizando-o, especialmente os carros fúnebres.Também ampliou as vans para transportes de deficientes físicos. Reconheceu o direito dos companheiros do mesmo sexo dos servidores municipais, alterando o estatuto destes. Instituiu a coleta de lixo seletiva, criando a “Taxa de Lixo”, que foi muito mal recebida pela população, para investir em centrais de tratamento de lixo. A oposição passou a chamá-la de “Martaxa”.

Candidata à reeleição – Em 2004, Marta Suplicy disputou a reeleição, tendo como adversários principais o ex-prefeito Paulo Maluf, do Partido Progressista, a ex-prefeita Luiza Erundina, do Partido Socialista Brasileiro e José Serra, do Partido da Social Democracia Brasileira. Com o apoio do então governador do estado Geraldo Alckmin, Serra venceu no segundo turno com mais de 54% dos votos, e Marta quase 46%. Marta conseguiu grande votação junto à periferia da cidade, Serra foi largamente vitorioso nas regiões onde habitam as classes alta e a média.

Pré-candidata ao governo do estado de São Paulo – Em 2006, Marta Suplicy é pré-candidata a governadora pelo PT, sendo derrotada nas prévias do partido pelo senador Aloízio Mercadante, que conseguiu maioria no interior do estado. Mercadante foi derrotado no primeiro turno por José Serra.

No mesmo ano, após o primeiro turno das eleições presidenciais, a ex-prefeita se tornou líder da campanha de reeleição do presidente Luiz Inácio Lula da Silva em São Paulo.

Vice-presidente do Senado – Marta tomou posse no Senado Federal em 1 de fevereiro de 2011. Foi eleita também a primeira vice-presidente do Senado por indicação do PT. Durante a posse, declarou à imprensa que lutará pela retomada de discussão sobre projetos de lei autorizando o casamento homossexual e o aborto.

Como aconteceu com Heloísa e Marina, as vitórias de Marta são petistas. Era tão vermelha, que Jô Soares perguntou, em uma entrevista ao vivo, se também vestia calcinha vermelha…

Genildo

Genildo

Marta agora virou golpista e emedebista patrocinada por Michel Temer, José Sarney presidente de honra do PMDB, Eduardo Cunha e Renan Calheiros.

Lula: “Hoy un juez norteamericano decide el futuro de millones”

El ex mandatario de Brasil expuso durante la apertura del 3er Congreso Internacional de Responsabilidad Social, y criticó con vehemencia al juez Griesa y sus fallos a favor de los fondos buitre.

colonialismo empresas Espanha indignados

El ex presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, fue el principal disertante en la apertura del 3er Congreso Internacional de Responsabilidad Social que se celebra en Buenos Aires, espacio que utilizó para criticar a los mercados financieros y para recordar especialmente al ex mandatario argentino Néstor Kirchner.

Lula expuso durante más de 75 minutos ante un colmado auditorio instalado en la Sociedad Rural de Palermo, haciendo hincapié en las finanzas y la economía de su país y de la región, al tiempo que fustigó a los gobiernos y actores “que ante los primeros síntomas de crisis comienzan a hablar de ajuste”.

“Todas las experiencias de ajuste llevaron a los países a un empobrecimiento”, señaló el ex presidente en el día en que se conoció la noticia de que su país había perdido el “invesment grade” que otorga Standard & Poor’s.

Lula señaló que esas evaluadoras de riesgo no son tan rígidas a la hora de medir los riesgos europeos y acusó a los centros financieros de “no saber resolver la crisis” luego “de siete años”.

“Todos los países que pasaron por ajustes aumentaron su deuda pública”, explicó Lula señalando los casos de las principales economías mundiales.

Además releyó las resoluciones del G-20 celebrado en abril del 2009 para criticar la “ausencia de liderazgos políticos” capaces de llevar adelante las medidas que “recostruyan la confianza”.

“En economía no hay recetas mágicas, sino la palabra ‘confianza'”, añadió.

Respecto de la relación bilateral, el presidente brasileño recordó con especial énfasis su primer viaje oficial fuera de su país, que tuvo como destino Buenos Aires, y donde tomó conocimiento de la existencia de quien luego sería presidente, Néstor Kirchner.

“Nunca en la historia de Brasil la relación con Argentina fue tan perfecta” como cuando llegó Kirchner al poder, dijo el político nacido en Pernambuco, dedicando también un párrafo a la cumbre de Mar del Plata en la que se dio por tierra con el proyecto norteamericano del ALCA.

Destacó asimismo el crecimiento del comercio bilateral durante la última década, aunque reconoció que en el último tiempo “ha caído un poco”.

Lula criticó la injerencia norteamericana respecto de las cuestiones relacionadas con las deudas soberanas y apuntó especialmente a la justicia de ese país, en lo que pudo interpretarse como un señalamiento contra el juez Thomas Griesa: “Hoy un juez norteamericano decide el futuro de millones”.

El dirigente del PT también dedicó un párrafo a la historia económica argentina, destacó que a principios del siglo XX ocupaba el quinto lugar mundial y bromeó diciendo que “cuando preguntaban por la capital de Brasil la respuesta era Buenos Aires”.

“Los militares brasileños fueron más nacionalistas que los argentinos, y por eso Argentina fue desindustrializada”, añadió.

Al evaluar su gestión al frente de Planalto, recordó que su principal meta fue darle una comida diaria a todos los brasileños: “Las políticas sociales son responsabilidad del estado”.

“Los principales economistas decían que Brasil estaba quebrado, pero sabía que cuando los más pobres subieran en la escala social, la clase media podría subir, y los empresarios también, porque todo el mundo podría ganar”, señaló.

“Mucho dinero en pocas manos es pobreza, poco dinero en muchas manos es riqueza. Para algunos eso era populismo, para los que tenían dinero y no tenían problemas, no tenían noción de lo que es un poco de dinero en las manos de esa persona, de una madre que podía llevar el alimento a la mesa y a sus hijos”.

La cuestión educativa fue especialmente abordada por Lula y recordó que a su llegada al gobierno “prohibió” a sus ministros “que se llamara gasto a la inversión en educación”.

Por último, señaló que su gestión cuadruplicó en 10 años la cantidad de escuelas técnicas construidas respecto de las construidas en un siglo, y se mostró orgulloso ya que pasará “a la historia como el presidente que más centros universitarios abrió”.

LULA CON ELOGIOS A NESTOR KIRCHNER Y A LA PRESIDENTA: “Se va como una heroína”

El ex presidente de Brasil recordó sus luchas en común con Néstor Kirchner. Le agradeció a Scioli bautizar a una UPA con su nombre y destacó que CFK deja la Presidencia como “vencedora de todas las persecuciones”.

Tanto Lula como la Presidenta recordaron en sus discursos con emoción a Néstor Kirchner. Imagen: DyN.

Tanto Lula como la Presidenta recordaron en sus discursos con emoción a Néstor Kirchner. Imagen: DyN.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, destacó ayer que Cristina Kirchner “deja la Presidencia como una heroína vencedora de todas las persecuciones” y expresó su deseo de que “el proyecto que se comenzó a construir en 2003” durante la presidencia de Néstor Kirchner “pueda ser concluido eligiendo otra vez” a un candidato del Frente para la Victoria, en referencia a la fórmula que integran Daniel Scioli y Carlos Zannini. “Si (la Argentina y Brasil) continúan unidos, América Latina continuará unida”, destacó. El ex mandatario, que más tarde se sumó a la campaña para exigir que el Reino Unido se avenga a dialogar con la Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas, se expresó en el marco de la inauguración de una Unidad de Pronta Atención (UPA) en José C. Paz que lleva su nombre, acompañando por la jefa de Estado y por el gobernador bonaerense y candidato Scioli.

“Yo soy parte de una generación que tuvo el placer y la alegría de ser presidente de la República en el mismo tiempo que el presidente Kirchner en Argentina y en el segundo mandato con Cristina”, resaltó Lula. El ex dirigente gremial brasileño confesó que ve en la Presidenta “el rostro de una mujer realizada y vencedora” y lamentó que Kirchner no esté vivo para “ver el tipo de mujer que él ayudó a que sea elegida presidenta”. Destacó que durante su mandato la jefa de Estado “fue perseguida” pero que “deja la Presidencia como una heroína vencedora de todas las persecuciones que fueron hechas aquí”.

“Compañero Scioli, le quiero agradecer por el homenaje que me presta por haberle puesto mi nombre a esta UPA que acaba de inaugurar”, dijo en referencia a la Unidad de Pronta Atención de José C. Paz. Recordó esas unidades que surgieron en Río de Janeiro y luego se extendieron por todo el territorio brasileño, y marcó como una ventaja que “evita que los pobres tengan que trasladarse al hospital”. “Las UPA hacen que el 95 por ciento de las personas prescinda del hospital”, afirmó el ex presidente.

“Argentina y Brasil pudieron comprender que son inseparables, que son una única cosa” y así “construir la mejor relación, junto a toda América del Sur y América latina”, destacó Lula luego de agradecer a la presidenta la invitación para visitar el país.

“Espero, Cristina, que el proyecto que se comenzó a construir en 2003 Néstor Kirchner y que luego tu continuaste, pueda ser concluido eligiendo otra vez a un candidato de este proyecto que cambió la historia de la Argentina, que hizo que por primera vez Brasil y Argentina comprendieran que son inseparables y que uno necesita de otro”, aseveró. “La única cosa que hoy nos divide es si Maradona es mejor que Pelé o Messi mejor que Neymar –bromeó–. En el fútbol aún tenemos divergencias, pero en la política y en el comercio tengo orgullo de decir que construyeron la más importante relación entre ambos”. “Y si continúan unidos, América Latina continuará unida”, destacó Lula durante el acto del que también participaron el jefe de Gabinete y candidato a gobernador Aníbal Fernández, el ministro de Economía, Axel Kicillof, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, los gobernadores de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y de La Rioja, Beder Herrera, además de diputados, senadores e intendentes de la provincia. El ex mandatario se sumó luego a la campaña a favor del diálogo entre el Reino Unido y la Argentina para dirimir el conflicto por la soberanía sobre las islas Malvinas. In Página 12

El enigma llamado Lula

Lula cartoon
Por Emir Sader

—-
Lula es un enigma, que no es fácil de descifrar. Los que no logran hacerlo, son devorados por él. Es lo que pasó con la derecha y con la ultraizquierda brasileñas.

Mas allá de la extraordinaria biografía – a la que los brasileños nos acostumbramos, pero que es de un carácter épico sobre la sobrevivencia heroica de las familias pobres del país –, Lula supo, como nadie, descifrar las condiciones contradictorias que él heredaba de la era neoliberal y construir un modelo económico y político que ha permitido la mayor trasformación social del que era el país más desigual del continente más desigual.

Pero, ¿qué enigma es ese? Es el de la capacidad de construir una alternativa al neoliberalismo en tiempos de absoluta hegemonía neoliberal, en escala mundial, regional y local. Lula supo traducir el planteo histórico del PT – la prioridad de lo social – en políticas concretas, para lo cual tuvo que construir el esquema político que viabilizara un gobierno con esa prioridad, en momentos en los que no contaba con mayoría en el Congreso.

Lula supo ubicar, antes de todo, las dificultades derivadas de las herencias dejadas por el neoliberalismo. No solamente la recesión económica, la desarticulación del Estado, la apertura de la economía, la desindustrialización, el peso del agronegocio, la precarización de las relaciones de trabajo, una política externa de subordinación absoluta a los Estados Unidos. Pero también consensos que habrían de ser mantenidos, como el control de la inflación.

Por ello, Lula combinó un ajuste de las cuentas públicas con la promoción de las políticas sociales a la centralidad de la acción del gobierno. Los que sólo miraron hacia el primer aspecto, se quedaron o en la denuncia de la “traición” de Lula – la ultraizquierda – o de su fracaso – la derecha –.

Lula combinó un ajuste con las políticas sociales y de combate al hambre, en su primera fase. Cuando la derecha y la ultraizquierda, combinando campañas de denuncias en los medios con acusaciones en el Congreso, creyeron que tenían derrotado a Lula – no se atrevieron al impeachment por miedo de la reacción popular, pero intentaron desangrarlo hasta derrotarlo en las elecciones de 2006 –, los efectos de las políticas sociales ya se hacían sentir. Lula los derrotó y logró su reelección.

Combinando la centralidad de las políticas sociales, el rol activo del Estado como inductor del crecimiento económico y la prioridad de los procesos de integración regional y de los intercambios Sur-Sur, Lula logró revertir lo esencial de la herencia maldita que había recibido de 10 años de neoliberalismo, superar a recesión económica y articular el crecimiento económico con distribución de renta.

Esa es la clave del enigma Lula: la construcción de alternativas de salida del modelo neoliberal, aun con la herencia recibida, aun en un marco internacional con hegemonía neoliberal. Por eso, la derecha fue derrotada sucesivamente en cuatro elecciones presidenciales, por eso la ultraizquierda no ha logrado constituirse como alternativa. Por eso también Lula recientemente mencionó su disposición de pelear por un nuevo mandato presidencial en 2018. In Página 12

“Los países del Norte expulsan a los inmigrantes y dejan morir a los chicos”

“Vamos a tener que profundizar la integración”

.
La Presidenta le pidió a Lula que gestione el ingreso de Argentina a los Brics, que consideró el lugar de los países emergentes. Los contrapuso con “los países del Norte” que “expulsan a los inmigrantes y dejan morir a los chicos”.

lula Cristina Argentina política

Por Nicolás Lantos


Cristina Fernández de Kirchner ingresó en los últimos cien días de su mandato pero, cuando salga de la Casa Rosada, no va a dejar las convicciones en la puerta. Ayer compartió un acto con el candidato del oficialismo para sucederla, Daniel Scioli, y el ex presidente brasileño, Luiz “Lula” da Silva, y los comprometió a profundizar el rumbo que tomó la política exterior argentina en los últimos años. “Daniel, vamos a tener que profundizar la integración de la región latinoamericana porque ahí está nuestro lugar y nuestro destino”, le indicó al gobernador bonaerense. “Lula, vos tenés que ser el embajador para que Argentina integre el Brics y ya no sea más Brics sino Bricsa. Ese es nuestro lugar y que en ese Bricsa se incorporen más países emergentes, donde están los pueblos que pueden trabajar”, le dijo al líder del PT. En su discurso, la mandataria también criticó duramente a los países europeos, a quienes responsabilizó por la crisis humanitaria por las migraciones.

“Cuando uno ha ejercido la presidencia como lo ha hecho Lula, nunca deja de ser presidente”, deslizó CFK al comienzo del acto, al saludar al brasileño. Esos detalles en sus discursos no son casuales: en esa frase asumió también la responsabilidad que le puede caber a ella misma a partir de diciembre, cuando deje su cargo después de ocho años, los mismos que estuvo da Silva al frente del Palacio do Planalto. Por eso, a la vez que refuerza con su presencia la campaña presidencial de Scioli (este acto fue organizado por el gobernador, que fue quien invitó al ex presidente brasileño a acompañarlo en la inauguración de la Unidad de Pronta Atención Médica del barrio René Favaloro, en la localidad bonaerense de José León Suarez), también le marca el rumbo que deberá seguir su eventual administración en algunos temas clave, como la política internacional.

Fernández de Kirchner ya realizó un primer acercamiento a los Brics el año pasado, cuando recibió a los jefes de Estado de China, Xi Jinping, y de Rusia, Vladimir Putin, en Buenos Aires, y retribuyó ambos viajes. Cuando el quinteto se reunió en Brasilia, la Argentina fue uno de los países invitados a la cumbre. Las relaciones con las potencias emergentes son prioritarias para Scioli, que ya visitó varias veces Brasil y tiene previsto viajar a Beijing y Moscú antes o inmediatamente después de los comicios de octubre. Ayer, luego del acto, en diálogo con la prensa, el candidato agradeció a CFK y a Lula por “todo lo que significa una Latinoamérica que avanza hacia las nuevas victorias”.

Integración o dependencia

Un rato antes, la Presidenta había hablado de “defender” los logros de los últimos doce años “contra pequeños grupos de poder” que “se ve claramente en toda la región” que intentan “volver a instalar las políticas neoliberales que llevaron al fracaso, al hambre y a la desocupación”. Por eso, agregó, “uno debe hacerse fuerte” a través de “la fuerza de las ideas, la fuerza de las convicciones, la fortaleza que hay que tener para defender lo logrado” ante los intentos de restauración en todos los países de Sudamérica. La alternativa es la “integración de la región” siguiendo las líneas de “una etapa inédita en la historia de las relaciones entre Brasil y Argentina” inaugurada por da Silva y Néstor Kirchner. “Siempre nos habían tratado de enfrentar, no era casualidad, es que necesitaban a Argentina y a Brasil separados y divididos para subordinarnos”.

En ese sentido, destacó el espíritu de la Cumbre de Mar del Plata en la que Néstor Kirchner, junto a Lula, el venezolano Hugo Chávez y el boliviano Evo Morales resistieron el intento de los Estados Unidos de imponer un Area de Libre Comercio en todo el continente. “Le dijimos no al ALCA, pero le dijimos no a la subordinación y a la dependencia de nuestro país a cualquier otra soberanía que no sea la soberanía del pueblo, y pudimos construir una América del Sur distinta, con crecimiento e inclusión social, con millones de gentes incorporadas a la educación, a la salud”, recordó la Presidenta.

En otro pasaje, volvió a criticar un artículo del periódico británico Financial Times, sobre el que ya había escrito en las redes sociales esta semana, que responsabilizaba a los Brics de la caída del comercio mundial. “El mundo se cayó y nosotros, los emergentes, que tenemos un hilo común, no somos países de especulación financiera, somos plaza de producción, de trabajo, ahora resulta ser que la culpa de que no crezca el comercio internacional la tienen los emergentes. La culpa de la crisis la tienen los que crearon burbujas financieras, los que especularon, los que crearon falsas hipotecas, los que vaciaron bancos, los pueblos todos estos años lo único que han hecho es trabajar y producir para el resto del mundo”, apuntó Fernández de Kirchner.

Por último, la Presidenta hizo referencia a la crisis humanitaria de Medio Oriente y a la postura de la Unión Europea ante la inmigración. “Por favor, que nadie nos venga a poner de ejemplo a algunos países del Norte, yo no quiero parecerme a países que expulsan inmigrantes y dejan morir chicos en las playas –dijo–. Nosotros, país de inmigrantes, país que hemos recibido, nuestros abuelos bajaron todos de los barcos, somos un ejemplo. Yo quiero ser como somos nosotros, solidarios, trabajadores, jugados por la producción, por la industria, el crecimiento y el desarrollo. Esos son los grupos de países con que tenemos que identificarnos y de los cuales tenemos que ser parte. Por ahí está el futuro, lo otro es solamente la degradación de la condición humana.”