EUA apoiam indiretamente o impeachment de Dilma

“Não se trata de um golpe militar, mas de um golpe institucional, cujo instrumento principal é o Judiciário, através da Operação Lava-Jato, que é dirigida por um juiz que estudou e foi treinado nos EUA, o Juiz Sérgio Moro, com a cumplicidade do Supremo Tribunal Federal, que o deixa fazer o que bem entende”.

 

 

O sociólogo Júlio Turra, diretor-executivo da CUT – Central Única dos Trabalhadores, concedeu entrevista à emissora de TV Telesur, da Venezuela, em que acusou os EUA de apoiar, indiretamente, o que considera golpe contra a Presidenta Dilma Rousseff. Transcrito do Pátria Latina

Para Júlio Turra, que confirmou para a Sputnik Brasil os termos de sua entrevista à emissora venezuelana, a presença dos EUA por trás das articulações que levaram à votação do pedido de impeachment no domingo, 17, começou a se tornar visível a partir das denúncias do ex-técnico de informações da NSA, Edward Snowden, de que a Agência de Segurança Nacional vinha espionando a Presidenta Dilma Rousseff, seus ministros e pessoas próximas a ela, além de grandes empresas brasileiras como a Petrobras.

Turra disse ainda que o apoio dos EUA ao que chama de golpe ocorre de forma indireta, porém deixando claro que interessa ao país o enfraquecimento de uma grande empresa como a Petrobras e que à frente do Governo estejam políticos que não sigam orientação de esquerda.O diretor-executivo da CUT também confirmou que na sexta-feira, no sábado e no domingo (os três dias da sessão da Câmara sobre o impeachment) a entidade participará de várias manifestações em todo o país, garantindo apoio e solidariedade a Dilma.

Júlio Turra reitera que a participação dos EUA na tentativa de impedimento de Dilma Rousseff “é um apoio discreto, um apoio por trás das coxias, mas que se evidencia numa série de atitudes do Governo norte-americano”.

“Recentemente, Barack Obama visitou Buenos Aires e fez questão de dar uma declaração sobre o Brasil, dizendo que tinha confiança nas instituições para resolver a crise, ao mesmo tempo em que elogiava o Macri como modelo para toda a América do Sul – Mauricio Macri, então recém-eleito presidente da Argentina contra o candidato [Daniel Scioli] de Cristina Kirchner. Considerando que o golpe no Brasil é um golpe, entre aspas, institucional – não se trata de um golpe militar, mas de um golpe institucional, cujo instrumento principal é o Judiciário, através da Operação Lava-Jato, que é dirigida por um juiz que estudou e foi treinado nos EUA, o Juiz Sérgio Moro, com a cumplicidade do Supremo Tribunal Federal, que o deixa fazer o que bem entende” – explica Júlio Turra.

Segundo ele, desde 2013 as revelações de Edward Snowden mostraram que a Agência Nacional de Segurança dos EUA, a NSA, monitorava a Presidenta Dilma Rousseff e a Petrobras, o que, na época, gerou um incidente diplomático. A presidente suspendeu uma viagem que tinha agendada para Washington no final de 2013.

“A Operação Lava-Jato vem desde 2012. Em 2013 a Agência Nacional de Segurança dos EUA estava monitorando a presidente e a Petrobras, e a Operação Lava-Jato é toda em cima de corrupção envolvendo a Petrobras, que é a maior empresa do Brasil, com controle estatal. Obviamente que quebrar a Petrobras interessa às multinacionais americanas do petróleo, que têm fiéis seguidores no Brasil, como o Senador José Serra, do PSDB, que é autor do projeto do fim do regime de partilha na área do pré-sal. Ao mesmo tempo, ele é um dos paladinos do impeachment, e já tinha declarado em 2009 a um representante da multinacional Chevron que se ganhasse a eleição de 2010 reverteria a regra da partilha do pré-sal. Felizmente ele não ganhou, ganhou a Dilma” – afirma Turra.

Ele conta ainda, que na própria Operação Lava-Jato, o envolvimento dos procuradores do Ministério Público Federal do Brasil com autoridades dos EUA mostra que há uma articulação entre eles. Nas suas palavras, o jornal ‘Valor Econômico’ de 4 de abril anunciou que o Departamento de Justiça dos EUA investiga a utilização do sistema financeiro lá dos EUA para o pagamento das chamadas propinas no Brasil, e essa investigação está em ligação direta com a força-tarefa do Ministério Público que atua no Paraná, que é o mesmo local onde o Juiz Moro é juiz de Primeira Instância.

Operação Lava Jato completa um ano

Turra conta que pelo menos dois delatores da Lava-Jato viajaram entre janeiro e fevereiro deste ano aos EUA para responder à investigação do Departamento de Justiça norte-americano. E o objetivo, segundo o ‘Valor Econômico’, era traçar eventuais conexões americanas com os desvios da Petrobras.O diretor-executivo da Central Única dos Trabalhadores conclui sua entrevista à Sputnik Brasil dizendo que “estas são as evidências de que há uma pressão combinada de instituições dos EUA com essa Operação Lava-Jato no Brasil”.

BRASIL Impasse, antes del diluvio

Raúl Zibechi
Brecha

Tras dos semanas infartantes, las vacaciones de Semana Santa parecen haber traído cierta calma, un bálsamo para un gobierno sitiado. Hasta que alguien, muy probablemente el juez Sergio Moro, desenfunde nuevamente la espada y todo vuelva a encabritarse.

A falta de hechos concretos, abundan los rumores. Unos dicen que Lula desistiría de presidir el gabinete, acorralado por 13 acciones en su contra en el Supremo Tribunal Federal, que deberá pronunciarse al respecto la próxima semana. O sea que ya no es sólo el juez Sergio Moro el que tiene contra las cuerdas al ex presidente brasileño, sino la mayor instancia judicial del país, donde la mayor parte de los jueces fueron nombrados bajo los gobiernos del PT.

Otras versiones aseguran que en Brasilia se estaría llegando a tejer acuerdos entre la oposición socialdemócrata (Psdb) y el hasta ahora oficialista Pndb para un eventual gobierno que presidiría el actual vice, Michel Temer. Aunque se necesitan dos tercios de la Cámara para destituir a Dilma Rousseff, no son pocos los que estiman que se podría alcanzar esa cifra. En todo caso el proceso de impeachment es largo, aunque la comisión encargada de analizarlo ya fue nombrada.

En los hechos, la apuesta de Dilma y del PT de colocar a Lula en el gabinete como principal articulador para salir de la crisis se reveló un completo fracaso. Parece evidente, en contra de lo que sostienen los analistas de izquierda, que el ex presidente perdió su aureola. Pocos quieren aparecer de la mano de un futuro preso por corrupción. Hasta Frei Betto, amigo personal de Lula y ex integrante de su gobierno, dio un paso al costado y destacó que resulta sospechoso que el PT no haya expulsado a ninguno de los militantes procesados en la Operación Lava Jato.

OEA entra en disputa

Mientras la operación de la justicia lleva arrestadas a 133 personas y ha encarcelado a algunos de los más destacados y ricos empresarios del país, pertenecientes a 16 compañías (entre ellas Camargo Correa, Oas, Utc, Odebrecht, Mendes Junior, Engevix, Queiroz Galvão, Iesa y Galvão Engenharia), y a políticos de numerosos partidos oficialistas y opositores (entre ellos PP, PT, Pmdb, Psdb y Ptb), el país se encuentra en una cuesta abajo que parece imparable.

Una de las personas más criticadas y elogiadas en los últimos días fue el juez Moro. Los análisis más sensatos dicen que su gestión es la oportunidad para llevar decoro a la política al destripar los mecanismos de financiación de los partidos, cuyos fondos provienen del sector privado y de trasvases más que dudosos. En ese sentido, la Operación Lava Jato sería un avance republicano tan necesario como urgente. Sin embargo, la difusión de conversaciones telefónicas entre Lula y Dilma horas después de que el ex presidente fuera nombrado al frente del gabinete dio alas a quienes sostienen que en Brasil está en curso un golpe. Debe decirse que esta tesis resulta más que confusa y poco sustentada, toda vez que sus mentores no dijeron una sola palabra cuando eran procesados los empresarios y algunos dirigentes políticos, pero pusieron el grito en el cielo cuando llegó el turno de Lula.

En una situación de honda polarización, sorprendió la declaración del secretario general de la Oea, Luis Almagro, quien el viernes 18 se pronunció en contra de las actuaciones del juez Moro. “El Estado de derecho exige que todos seamos responsables e iguales ante la ley. Nadie, y quiero decir nadie, está por encima de la ley”, dijo Almagro. Por si quedaban dudas, agregó que “ningún juez está por encima de la ley que debe aplicar y de la Constitución que garantiza su trabajo. La democracia no puede ser víctima del oportunismo, sino que debe sostenerse con la fuerza de las ideas y de la ética”.

Aún es muy pronto para interpretar lo que está sucediendo en Brasil: si un proceso de limpieza de carácter republicano o una simple venganza anti PT, o ambas cosas a la vez, ya que es muy probable que algo que empezó como una operación legal esté siendo utilizado, y desviado, para derribar un gobierno.

Cuestión de clase

La situación brasileña cambia de día en día y, en ciertos momentos, de hora en hora. Esto quiere decir que es muy difícil pensar que haya una mano negra detrás del telón que esté orientando las jugadas con cálculos fríos. Así razona hoy la izquierda oficialista, aunque muchos datos desmienten estas apreciaciones.

En el lado opuesto, nadie puede creer en la sinceridad de dirigentes del Pmdb y del Psdb que están acusados de corrupción y que en los gobiernos de los estados utilizan mecanismos idénticos a los del PT en el gobierno. Todo indica que la Operación Lava Jato no va a terminar con la corrupción si bien lo más seguro es que liquide al PT y al gobierno. Esto avala la tesis de quienes afirman que estamos ante un golpe.

“Nos estamos hundiendo”, escribió hace algunas semanas el ex ministro de Hacienda Antonio Delfim Netto, ministro de la dictadura y ahora simpatizante de Dilma y Lula. Delfim Netto destaca la perplejidad que le produce la situación del país. Recuerda que “en los últimos cinco años crecimos 5 por ciento, mientras el mundo creció 18 por ciento y los emergentes 28 por ciento” (Valor, 15-XII-15). El país se hundirá si no recupera la gobernabilidad muy rápido, dice ahora el ex ministro.

Una legión de analistas compara la situación actual con la que llevó al suicidio de Getúlio Vargas en 1954. Aunque hay elementos comunes, apunta el historiador José Murilo de Carvalho, ya que Vargas era acusado “por sectores de la clase media de tolerar prácticas corruptas, hay una gran diferencia, que es la presencia activa de los militares en 1954 que forzaron la salida de Vargas”. “Hoy el conflicto es civil y nacional”, sostiene (BBC Brasil, lunes 21).

Para el historiador, como para tantos brasileños, uno de los principales problemas es la polarización y el triunfo de la irracionalidad. “La radicalización política y la intolerancia llegaron a un punto peligroso. No hay más debate, apenas griterío. En este escenario dominado por las pasiones todo puede suceder, incluso un serio conflicto social.”

Una encuesta realizada a los manifestantes de la avenida Paulista de San Pablo en los actos del domingo 13 revela algo de esto. El 77 por ciento eran titulados superiores y un porcentaje idéntico son blancos, 63 por ciento perciben ingresos equivalentes al menos a cinco salarios mínimos y tienen un promedio de 45 años, según Datafolha (Carta Capital, viernes 18).

Un estudio de la consultora Data Popular realizado en enero, con 3.500 entrevistados en 146 ciudades, reveló una de las mejores fotografías del Brasil actual: sólo el 3 por ciento de los consultados aceptan que son corruptos, pero el 70 por ciento admiten que realizan prácticas corruptas, como mentir en el impuesto a la renta o sobornar guardias.

La guinda del pastel la puso el juez federal Catta Preta Neto, quien derogó el nombramiento de Lula como ministro. En su perfil de Facebook el juez colocó sin empacho fotos suyas y de su familia participando en las manifestaciones contra el gobierno, el 7 de marzo, y escribió: “Ayude a derribar a Dilma y vuelva a viajar a Miami y Orlando. Si ella cae, el dólar bajará” (Carta Capital, viernes 18).

Como señala el sociólogo Jessé Souza, “la llamada clase media es la fuerza de choque de los adinerados”. Ciertamente. Si Dilma es derribada, lo que vendrá puede ser peor aún, en un país donde se evaporó la hegemonía y será difícil restablecer el consenso.

http://brecha.com.uy/

Au Brésil, la NSA a espionné Dilma Rousseff et ses ministres

espia espionagem escuta censura

Les Etats-Unis ont espionné la présidente brésilienne Dilma Rousseff, mais également plusieurs de ses ministres et ambassadeurs, et jusqu’à son avion présidentiel, révèlent de nouveaux documents publiés conjointement samedi 4 juillet par le site WikiLeaks et le quotidien brésilien O Globo.
« Même au cours de ses voyages officiels, la présidente Rousseff n’était pas à l’abri d’être écoutée puisque (…) le service de téléphonie satellitaire Inmarsat de l’avion présidentiel » était espionné, écrit WikiLeaks.

Le spectaculaire retour sur scène de WikiLeaks. In Le Monde

Les USA ont espionné le Brésil

espionagem

Par Lefigaro.fr

Les Etats-Unis ont espionné la présidente brésilienne Dilma Rousseff, mais également plusieurs de ses ministres et ambassadeurs, et jusqu’à son avion présidentiel, révèlent des documents publiés conjointement samedi par le site WikiLeaks et le journal O Globo.

“Même au cours de ses voyages officiels, la présidente Rousseff n’était pas à l’abri d’être écoutée puisque (…) le service de téléphonie satellitaire Inmarsat de l’avion présidentiel” était espionné, indique un communiqué publié par WikiLeaks. Les ministres de l’Economie, des Affaires étrangères, le président de la Banque centrale, le chef de cabinet de la présidente, de même que les ambassadeurs en Allemagne, en France, aux Etats-Unis et à Genève ont tous été surveillés par l’Agence de sécurité nationale (NSA) américaine au cours du premier mandat de Mme Rousseff (2010-2014), selon ces documents.

La liste des cibles brésiliennes des écoutes de la NSA révélées par WikiLeaks et Globo contient 29 contacts et livre de nouveaux détails sur le scandale d’espionnage mondial opéré par les Etats-Unis révélé en 2013 par l’ancien sous-traitant de la NSA Edward Snowden, aujourd’hui réfugié en Russie. Après ces premières révélations concernant l’interception des conversations de la présidente, Mme Rousseff avait annulé un voyage officiel aux Etats-Unis, qui s’est finalement déroulé fin juin.

“Si la présidente Rousseff veut attirer de nouveaux investissements américains au Brésil (…) comment peut-elle assurer aux entreprises brésiliennes que leurs homologues américaines ne bénéficieront pas d’avantages grâce à cette surveillance ?”, interroge Julian Assange, fondateur de WikiLeaks, dans ce communiqué. Ces nouvelles révélations sur l’espionnage de la NSA s’ajoutent à celles faites ces dernières semaines sur la surveillance des gouvernements français et allemands, notamment, grâce à des documents obtenus par WikiLeaks.

GOVERNO KIRCHNER ENVIO CARTA A LAS CANCILLERIAS DE EE.UU. Y DE ISRAEL PARA QUE NO UTILICEN A LA ARGENTINA COMO LUGAR PARA SUS ENFRENTAMIENTOS

12 inteligência

 

Un mensaje contra las operaciones de Inteligencia

 

El Gobierno apuntó contra Estados Unidos e Israel.

Volvió a reclamar que incluyan el tema AMIA en sus negociaciones con Irán.

Por Nicolás Lantos


ARGENTINA – El gobierno nacional apuntó contra los Estados Unidos e Israel, a los que acusó de involucrar a la Argentina en “operaciones políticas y de Inteligencia” vinculadas con “enfrentamientos históricos” que resultan ajenos este país.

A través de dos cartas idénticas, destinadas a los responsables de las Relaciones Exteriores de Washington y Tel Aviv, y en la misma línea que ya había desarrollado recientemente la presidenta Cristina Kirchner en sus discursos, el canciller Héctor Timerman expresó la preocupación oficial porque la Argentina sea un “escenario en los que otros Estados intervienen para definir disputas en función de sus propios intereses geopolíticos”.

En términos inusualmente duros para los canales diplomáticos, el canciller solicitó a los gobiernos de esos dos países que “el personal diplomático acreditado observe las normas y conductas estipuladas por la Convención de Viena o el Derecho local”.

“El pueblo argentino no tiene que tolerar, y mucho menos sufrir, que su país sea un teatro de operaciones políticas, de Inteligencia, o peor aún, de hechos y acciones más graves, por conflictos que le son completamente ajenos a su historia, a su idiosincrasia y a sus costumbres”, dice el pasaje más fuerte de la nota entregada ayer a los embajadores de los Estados Unidos e Israel en la Argentina para ser remitida al secretario de Estado, John Kerry, y al ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, respectivamente.

La causa de estas operaciones, explica la carta, serían las divergencias surgida entre Estados Unidos e Israel para cerrar el acuerdo sobre temas nucleares entre los miembros del Consejo de Seguridad más Alemania y la República Islámica de Irán.

La carta reitera el pedido para que el tema de la AMIA sea incluido por estos países en sus negociaciones con Irán, algo que la Argentina solicitó en su momento y fue desoído. En forma indirecta, la misiva responde las críticas que desde Estados Unidos hacen al Gobierno por la falta de resultados en la investigación del ataque que, recuerda, es responsabilidad de la Justicia y no del Ejecutivo. “En cuanto al terrible atentado a la AMIA, ocurrido hace ya 21 años y que costara la vida a 85 personas, en su gran mayoría argentinos, seguiremos confiando en que el Poder Judicial de Argentina, responsable de su esclarecimiento en virtud de la división de poderes, aplicará la ley sobre los perpretadores de tan horrendo acto criminal, sin embargo el Poder Judicial aún no ha logrado detener, juzgar ni condenar a los perpetradores de tan aterrador hecho”, subraya. De paso, recuerda que el expediente por el ataque a la Embajada de Israel está en manos de la Corte Suprema, “la cual hace años que no informa sobre ninguna actuación o avance en la investigación”.

Otra preocupación central del mensaje, explicaban en la Cancillería, es la actuación de agentes de Inteligencia extranjeros en el país, a los que notan activos en episodios como la denuncia presentada por el fiscal Alberto Nisman – de quien eran conocidos sus fluidos contactos con la CIA y el Mossad – contra la presidenta Cristina Kirchner y en “operaciones de prensa” que ven en notas posteriores a la muerte del fiscal.

“La Argentina – dice la carta – observa con suma preocupación la creciente frecuencia con que muchos países son utilizados como escenarios en los que otros Estados intervienen para definir disputas en función a sus propios intereses geopolíticos.” Además manifiesta la preocupación por “ver cómo se utilizan mecanismos de propaganda abierta o encubierta para tales fines”, algo que este país “rechaza” y “pretende que no sucedan en su territorio”. De esta forma, el Gobierno le dio mayor precisión a los mensajes en este sentido que ya había dado la Presidenta en sus últimos discursos. “No traigan conflictos de afuera, que no son nuestros – había dicho CFK a fines de enero, luego de la denuncia y la muerte de Nisman –. Por favor, no traigamos el drama de otras regiones remotas del mundo, donde se mata, donde se tortura, donde se tiran bombas y misiles, donde se amenazan con el exterminio entre los unos y los otros. Eso no tiene nada que ver con nuestra historia.”

En el mismo sentido, la carta enviada ayer destaca que “la Argentina no tiene ningún interés estratégico ni militar, ni de Inteligencia y menos de espionaje en la zona de Medio Oriente” y que se opone “por principios políticos y morales a cualquier acto que promueva la violencia o la violación de la soberanía tanto en forma abierta como en forma encubierta”. La referencia a los episodios de las últimas semanas es evidente, como queda claro cuando Timerman enfatiza: “Argentina se ve en la necesidad de reiterar que nuestro territorio no sea utilizado para fines de intereses geopolíticos y militares de terceros países”.

La carta critica la política de Washington y Tel Aviv en la lucha contra el terrorismo. “El pueblo argentino sufrió el terrorismo de Estado” en el que “miles de argentinos fueron perseguidos, torturados, asesinados y desaparecidos” pero “no hubo un solo caso de venganza” en la persecución de los responsables de esos crímenes, recuerda Timerman, comparando esa política con las herramientas que utilizan norteamericanos e israelíes en Medio Oriente. “Ningún represor murió en Argentina ni en otro país porque explotó una bomba debajo de su automóvil, o por un misil dirigido a su domicilio o por la intervención militar, decididas cualquiera de estas acciones por el Estado. Tampoco el Estado argentino secuestra gente y las traslada a cárceles clandestinas. Simplemente nos atuvimos a cumplir con las leyes de nuestro país y con el derecho internacional en materia de derechos humanos”, agrega el texto.

Finalmente, el canciller asegura que “la Argentina ha sido, y seguirá siendo, una tierra de redención para millones de personas que fueron perseguidas en sus países de origen” y que “quienes llegaron, recibieron, durante todos los gobiernos democráticos, la oportunidad de vivir en libertad sin ser perseguidos por su origen, etnia o religión” sin que “los enfrentamientos históricos en sus países de origen sean dirimidos” aquí.

 

 

Hacia una democracia mediática para Brasil

LA PRESIDENTA DILMA ROUSSEFF INICIA SU SEGUNDO MANDATO CON UNA DECISION POLITICA DE FONDO

Luego del ajuste fiscal, sobre el cual hay abundancia de noticias y escasez de informaciones, Dilma mencionó la reforma del mercado “oligopólico” de noticias y entretenimientos como una prioridad del próximo gobierno.

“No se puede confundir regulación económica con regulación de contenidos”, precisó Dilma. Imagen: AFP

“No se puede confundir regulación económica con regulación de contenidos”, precisó Dilma.
Imagen: AFP

por Darío Pignotti

En su condición de presidenta reelecta, Dilma Rousseff manifestó por primera vez, en extenso, la decisión de impulsar un debate nacional sobre el marco regulador de los medios masivos, tema que se había esquivado durante su primer mandato puesto que ensayó una convivencia pacífica (que no fue) con el grupo empresarial Globo, receloso de cualquier norma que acote sus privilegios. Luego del ajuste fiscal, sobre el que hay abundancia de noticias y escasez de informaciones, y el nombramiento de los ministros que integrarán el gabinete, que son los temas excluyentes en las próximas semanas, la presidenta mencionó la reforma del mercado “oligopólico” de noticias y entretenimientos como uno de los asuntos importantes del próximo gobierno que formalmente comenzará el 1º de enero.

Una eventual ley sólo será aprobada luego de “una discusión con la sociedad, para esto se requieren consultas públicas, quiero abrir un proceso de discusión en el primero o segundo trimestres del año próximo”, afirmó Dilma.

“La libertad de prensa es la piedra fundamental de la democracia, esto es básico. Pero hay que decir que la libertad de prensa no tiene nada que ver con la regulación” de industria de la información.

“No se puede confundir regulación económica con regulación de contenidos”, precisó Dilma y reforzó “cuando hablo de regulación pienso en los oligopolios y monopolios que pueden existir en cualquier sector. ¿Por qué la energía y el petróleo tienen regulación y los medios no pueden tenerla?”.

La presidenta, que en 2013 suspendió una visita de Estado a Washington en repudio al espionaje de la agencia NSA, anticipó que planea un “amplio debate a ejemplo de lo que ocurrió con el marco civil de Internet”, aprobado por el Congreso luego de que Brasil denunció ante la ONU las “violaciones a nuestra soberanía” e inició negociaciones para tender un cable de fibra óptica hacia Europa, como forma de evitar que sus datos sean almacenados en Estados Unidos.

Las palabras de Dilma, publicadas el viernes en una entrevista al diario O Globo, revelan una decisión política de fondo, inédita en los 12 años de gobiernos petistas: iniciar la transición hacia la democracia mediática, pese a la oposición de las empresas defensoras de un modelo al que se puede caracterizar como alegal, ya que en Brasil carece de una legislación específica.

Esto constituye un caso de exclusión comunicacional atípico, sin equivalentes entre las potencias europeas donde coexisten grupos privados y grandes cadenas estatales (herencia del Estado de Bienestar) y los países latinoamericanos gobernados por líderes progresistas, quienes comprendieron que para consolidar la democracia en un sentido amplio, en muchos casos recientes, es imprescindible desmontar estructuras mediáticas concentradas e incorporar nuevos actores a través de medios públicos con financiamiento generoso.

Columnistas del Grupo Globo definieron al proyecto que aún no comenzó a ser debatido como “tentación totalitaria del PT”, al que acusan de seguir las “enseñanzas del régimen bolivariano conocido por perseguir a la prensa independiente”.

Lenguaje similar, y en ocasiones más virulento, emplea la imaginativa revista Veja.

Reinaldo Azevedo, que publica un exitoso blog en ese semanario, proclamó la semana pasada que “los golpes también se dan con el respaldo de los votos… Hitler es un ejemplo”, y denunció al gobierno de urdir un plan “maquiavélico” para imponer un régimen de partido único, “inspirado en las enseñanzas del pensador Antonio Gramsci”.

Campaña electoral

Durante la campaña Dilma había dado señales sobre su intención de adoptar una posición más enérgica en materia de medios, un tema al que le había prestado poca atención durante sus primeros cuatro años de mandato. Antes de ello el PT y Lula ya habían manifestado su respaldo a una ley.

Por su parte, el candidato del polo conservador Aécio Neves se posicionó contra cualquier regulación y, asumiendo como suyo el discurso de la Asociación Brasileña de Empresas de Radio y Televisión, rechazó las “amenazas a la libertad de expresión a las que nos tiene acostumbrados el PT” .

Un hecho que posiblemente explica la decisión de ir a fondo, anunciada el viernes por Rousseff, fue el montaje urdido por Veja, de Editorial Abril, con la anuencia del resto de los medios, para boicotear el triunfo petista del 26 de octubre.

El viernes 24 de ese mes, cuando todos los sondeos indicaban que la presidenta había aumentado su ventaja sobre Neves, a unos 8 puntos, fue anticipada la edición sabatina de Veja con una denuncia posiblemente falsa que involucraba a Dilma y Lula con una red de corrupción en la petrolera Petrobras.

La maniobra, que se sumó a otras perpetradas en los últimos meses, seguramente fue orquestada con la oposición y recibió una sanción del Tribunal Superior Electoral, medida que no impidió un clima de desinformación y rumores lesivos para la candidata finalmente reelecta por sólo tres puntos de diferencia.

En su reciente entrevista, la mandataria no mencionó abiertamente a Veja (que por estos días impulsa un impeachment), pero indirectamente la comparó al tabloide News of the World, del magnate Rupert Murdoch, que dejó de ser publicado luego de un escándalo por escuchas ilegales revelado en 2011.

Falta de água de São Paulo e bem viver do povo boliviano

pachamama

 

 

por Ángel Guerra Cabrera

El Estado Plurinacional de Bolivia es uno de los pocos en América Latina y en el mundo, donde los derechos humanos son defendidos, respetados y perfeccionados por el Estado con una visión integral. Esos derechos no son vistos como el mero trámite formal de depositar el voto en cada elección sino como una activa participación de los ciudadanos y las organizaciones indígenas y populares tanto en los procesos electorales, como en general, en la decisión cotidiana de los asuntos públicos. Además, el Estado boliviano no limita el concepto de derechos humanos a los derechos políticos, sino los extiende a los económicos, sociales y culturales, tutelando su cumplimiento en la práctica como veremos más adelante.

El presidente Evo Morales se caracteriza por cumplir a cabalidad sus promesas a los electores. No es por eso sorprendente que tras nueve años en el cargo haya sido reelecto por tercera vez consecutiva con alrededor del 60 por ciento de votos, además de haberse sometido a un referendo revocatorio en 2008 donde fue confirmado con más del 67 por ciento. Evo, por consiguiente, ha derrotado la idea convencional de que el ejercicio del poder desgasta a los líderes.

En Bolivia antes de que Evo y el MAS conquistaran la presidencia y el legislativo una exigua minoría opulenta excluía, oprimía y negaba el derecho a vivir con respeto a su cultura ancestral y tradiciones a aymaras, quechuas y otros pueblos indios que forman la mayor parte de la población. Las empresas públicas creadas por la revolución de 1952, que eran orgullo nacional, habían sido privatizadas por los gobiernos neoliberales mediante escandalosos negocios urdidos entre los viejos y nuevos oligarcas y las compañías transnacionales.

En relación a estos cruciales problemas Evo sigue cumpliendo lo que prometió en su primera campaña electoral hace diez años pues son objetivos cuya plena realización requiere tiempo. Sus compromisos básicos con los bolivianos fueron: rechazo a las políticas neoliberales y al “libre” comercio, nacionalización e industrialización de los hidrocarburos como detonante del desarrollo económico y social, y convocatoria a una Asamblea Constituyente que propiciaría la refundación del Estado. El nuevo Estado buscaría la erradicación del colonialismo interno y sería plurinacional, reconociendo así la diversidad de la nación boliviana y abriendo los cauces para la participación de los sectores indígenas y populares.

Todo ese programa y mucho más ha sido puesto en marcha con resultados verdaderamente admirables, aunque, para llevarlo a cabo el gobierno del MAS ha debido enfrentar graves planes subversivos dirigidos por la embajada de Estados Unidos, que llegaron al intento de golpe de Estado.

La nacionalización de los hidrocarburos y la redistribución de su renta ha hecho posible que Bolivia reduzca la pobreza en un 25 por ciento y la pobreza extrema en un 43 así como subir el salario mínimo en un 87.7 por ciento. El presupuesto de salud, que en 2005 era de 195 millones de dólares había llegado en 2012 a 600 millones, con una sensible disminución de la mortalidad infantil y materna. De acuerdo con datos de 2012, médicos cubanos habían atendido gratuitamente 58 millones de consultas, realizado 33 mil partos y 134 mil cirugías no oculares; y operado de la visión a 650 mil bolivianos y bolivianas a través de la Operación Milagro. El analfabetismo ha sido erradicado y la escolarización básica es casi universal. El país marcha hacia la industrialización de los hidrocarburos y a convertirse en potencia energética.

Estos datos prueban la falsedad de quienes afirman que los logros sociales bolivianos se deben a los altos precios del petróleo pues si fuera así, otros países, como México, habrían alcanzado resultados semejantes. Basta con comparar el alza astronómica del salario mínimo en Bolivia y su estancamiento por décadas en México.

La Paz, cuya política exterior se subordinaba totalmente a la de Washington, ha pasado a ser un actor político regional e internacional de primera línea, que ostenta la presidencia pro tempore del G77 más China y habla con voz propia en los foros internacionales. Primer país en proclamar los derechos de la Madre Tierra o Pacha Mama y en enarbolar la filosofía andina del “buen vivir”, Bolivia tiene un papel de liderazgo mundial en la lucha contra el cambio climático, la más trascendental de todas las tareas que tiene por delante la humanidad.

Pacha Mama e a (falta de) água em SP

 

pachamama

por Bianca Santana

Pacha é o que há de mais simples e essencial em nós: a terra. O lugar e o tempo que habitamos, com nossas necessidades e atitudes mais instintivas. Mama, em tantas línguas, é a mãe. A fecundidade e o feminino de onde todas e todos viemos, sem exceção. Essência que costumamos ignorar por ser pouco importante frente à nossa agenda, aos nossos bens, à nossa intelectualidade. Simples demais pro nosso modelo de desenvolvimento e progresso. Para os povos andinos, nossos hermanos, a Pachamama é a divindade mais importante. De onde vem o alimento, a água, o ar. Graças a ela estamos vivos. Nas cavernas de Potosí, na Bolívia, conheci Pachamama pelo olhar forte e seguro das cholas. Mulheres com o cabelo trançado, vestindo saias longas, adornadas com roupas coloridas e brincos feitos com a prata do lugar. Muitas carregavam as crianças nas costas , amarradas por um pano, enquanto tocavam seus afazeres. Uma vida que integrava a maternidade, o trabalho, a beleza e o sagrado. Uma vida sem carro, dinheiro ou produtos caros. Mas com tudo o que é essencial à vida, até água!

La_crisis_ambiental_y_el_destino_de_la_Pachamama1

 

Em outubro de 2012, o primeiro presidente indígena da Bolívia, Evo Morales, promulgou uma lei que estabelece 11 direitos para a natureza, incluindo o direito à vida. A visão de mundo que dá extrema importância à Pachamama, se concretizou na chamada Lei da Mãe Terra, cujos objetivos são: “estabelecer a visão e os fundamentos do desenvolvimento integral em harmonia em equiíbrio com a Mãe Terra para Viver bem, garantindo a continuidade da capacidade de regeneração dos componentes e sistemas de vida da Mãe Terra, recuperando e fortalecendo os saberes locais e os conhecimentos ancestrais, no marco da complementaridade de direitos, obrigações e deveres, assim como os objetivos de desenvolvimento integral como meio para desenvolver o Viver Bem, as bases para o planejamento, a gestão pública e o marco institucional estratégico para sua implementação”. Na época, o ministro do exterior David Choquehuanca afirmou: “Nossos antepassados nos ensinaram que pertencemos a uma grande família de plantas e animais. Nós, povos indígenas, podemos com nossos valores contribuir com a solução das crises energética, climática e alimentar”. O dia 1º de agosto é dedicado à Pachamama. Que ela nos inspire ao equilíbrio. Que nesse ano eleitoral, governos e candidaturas acessem e reconheçam os saberes ancestrais dos povos indígenas, africanos e camponeses europeus presentes no Brasil. Que nós, cidadãs e cidadãos, coloquemos o respeito à Terra como condição para o nosso voto. E que não esqueçamos por que São Paulo está sem água.

 

água negócio privatização

INTERNET Y ESPIONAJE

Las políticas de vigilancia masiva de la NSA, revelados por Edward Snowden, siguen desperdigando sus esquirlas. El pasado martes 11 de febrero se llevó a cabo una jornada de protesta mundial, que pretendió emular las manifestaciones de 2011 en contra de la ley SOPA. Pero mientras las grandes empresas tecnológicas se aliaron y llevaron la batalla al terreno cerrado de las negociaciones políticas y legales, la defensa en las calles pasó desapercibida. Una reflexión sobre la articulación entre sociedad e internet.

sopa

por Diego Sánchez

El pasado martes 11 de febrero distintas organizaciones convocaron a una jornada de protesta mundial contra las políticas de vigilancia electrónica llevadas a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, NSA por sus siglas en inglés. La iniciativa, llamada The Day We Fight Back -”El día que contraatacamos”-, se inspiró en las manifestaciones llevadas a cabo a comienzos de 2011 en contra de las leyes “antipiratería” conocidas como SOPA y PIPA. A modo de homenaje, esta protesta llevó como bandera a Aaron Swartz, activista de los derechos digitales, que hace tres años fue acusado de descargar casi cinco millones de artículos de JSTOR -un repositorio de documentos académicos- con el supuesto fin de compartirlos de forma gratuita. El 11 de febrero de 2013, Swartz fue encontrado muerto en su departamento de Brooklyn.

Swartz no llegó a vivir para ver al rey desnudo. Cinco meses después de su suicidio, un consultor y ex empleado de la CIA y la NSA, llamado Edward Snowden, publicó una serie de documentos secretos que develaron algo que muchos ya suponían: que existía un imbricado programa de monitoreo gubernamental sobre las actividades realizadas en internet. Snowden también reveló su nombre: PRISM, una red de vigilancia capaz de recolectar información personal de millones de usuarios potencialmente peligrosos, en todo el mundo. Correos, chats, fotos y videos, sumados a los registros de llamadas telefónicas, formaban parte del extenso repositorio de la NSA. Los servidores de Facebook o Gmail se volvieron materia prima para los agentes. El espionaje, se supo después, incluía también a varias decenas de líderes mundiales.

“La idea de las protestas del martes 11 era enviar un mensaje: empresas, organizaciones y usuarios de todo el mundo unidos en defensa de internet. Pero a pesar de que unas 250.000 personas se comunicaron vía mail y teléfono con los legisladores, la sensación generalizada es que la lucha pasó desapercibida.”

El escándalo sirvió para poner el foco otra vez sobre uno de los debates eternos de esta era de la información: la privacidad. Días atrás, un grupo de ingenieros reunidos en la Internet Engineering Task Force (IETF) sugirió convertir a la red Tor en un estándar de internet. Tor es un software libre que permite navegar a través de una red distribuida, protegiendo la identidad de los usuarios. Convertirlo en un estándar, implicaría que todos accedamos a internet a través de esta red, asegurando así la privacidad por defecto. Por el otro lado, el congresista republicano Jim Sensenbrenner y el senador demócrata Patrick Leahy presentaron la USA Freedom Act, un proyecto de ley para reducir la capacidad de la NSA de recolectar información privada. El proyecto aguarda a ser tratado en el Congreso.

Ante este escenario, la idea de las protestas del 11 de febrero era enviar un mensaje: empresas, organizaciones y usuarios de todo el mundo unidos en defensa de internet. Pero a pesar de que unas 250.000 personas se comunicaron vía mail y teléfono con los legisladores, la sensación generalizada es que la lucha pasó desapercibida. Si en 2011 Wikipedia cerró durante 24 horas como una forma de simbolizar la censura que sobrevendría a la aprobación de SOPA, esta vez no pasó nada. Google, Facebook, Reddit vivieron una jornada normal. Esto no implicó el silencio: las empresas formaron una alianza y llevaron la puja al terreno legal y político. Saben que esta es una intrincada casa de naipes donde conviven intereses corporativos, lobbies y agenda de seguridad nacional. Semanas atrás, Apple, Google, Microsoft, Yahoo, Facebook y LinkedIn sellaron un acuerdo con la administración Obama para publicar en números generales los requerimientos de información solicitados por la NSA. Twitter rechazó ese acuerdo.

Invisible en las pantallas, la “lucha” pareció así evaporarse. Como si hubiera un nervio social que aún no logró rozar, las movilizaciones en distintas ciudades del mundo fueron más bien exiguas. En una entrevista reciente, el filósofo español César Rendueles, autor de Sociofobía, afirmó: “creo que Internet funciona muy bien cuando la gente sale a la calle, pero es mucho menos eficaz para sacar a la gente a la calle.” En Buenos Aires, la concentración al Obelisco, convocada por el Partido de la Red y otras organizaciones, movilizó apenas a unas cincuenta personas.

Antes que un “fracaso”, la protesta del 11 de febrero pareció una muestra de ciertos problemas de la “sociedad en red” y marca un desafío para los usuarios de a pie. Cómo se defiende una estructura que parece ser algo más complejo que una mano invisible guiándonos a un mundo libre y descentralizado; cómo se articula la pantalla y la calle para garantizar una sociedad y una internet abierta, democrática y activa, parecen preguntas posibles al calor de los resultados de esta jornada. El debate técnico supone también un debate social: no se trata sólo de la defensa de internet “tal cual la conocemos”; no se trata, aún menos, de concebirla como un fin político en sí mismo. Se trata también de elaborar estrategias de sociabilidad y organización real que deriven de ese mundo hiperconectado y que le dan forma y cuerpo a nuestra vida digital.

Hacker ou pirata da internet, neologismos para espião

A espionagem sempre existiu. Não é nenhuma profissão extinta

O mundo da internet facilitou o trabalho dos espiões.

Para inúmeros e importantes ataques não é mais necessária a presença física. De longe, das sedes dos serviços de inteligência e de informações estratégicas, os espiões invadem computadores de diferentes países, de governos, de partidos políticos, de igrejas, de empresas.
Inclusive os computadores domésticos. Penetram a casa de qualquer cidadão.

Temos a espionagem do terrorismo estatal. Do terrorismo político. Do fanatismo religioso.

Temos a espionagem industrial. Científica. Temos até a espionagem da imprensa marrom. Dos quintas-colunas e chantagistas.

Hoje muitos crimes de bancos e empresas desonestas – duplicidade de faturas, sumiço de depósito bancário etc – passaram a ser supostos atentados de hackers fantasmas. Cobranças indevidas sempre aconteceram. Agora os ladrões culpam os hackers.

Portais da internet apagam blogues. Apagam imeios. Roubam textos, filmes, fotografias, áudios. Stalin apagava nomes, fotos, biografias das enciclopédias. Isso é censura. Censura ditatorial.

As campanhas dos meios de comunicação de massa sobre ataques de piratas da internet são balões de ensaio que visam criar leis de mordaça para os usuários, anular a concorrência dos blogueiros, vender programas antivírus ou outras safadezas.

Nos correios sempre violaram cartas. Na internet, provedores realizam varreduras.