CRITICAN A LA ESPOSA DE TEMER, MARCELA, POR SU VISION CONSERVADORA Y MACHISTA (videos)

Una primera dama “recatada y de hogar”

 

 

 

Página 12/ Argentina – Un reportaje de Veja que la definía como “bella, recatada y de hogar” desató mordaces críticas de organizaciones civiles y grupos feministas. Dice que sus días se centran en las tareas del hogar.

Cuando Marcela Tedeschi ganó a los 19 años el título de Miss Paulínia, ciudad en el estado de San Pablo, no podía imaginar que terminaría casada con Michel Temer, un político 43 años mayor que ella, que llegaría a la Presidencia de Brasil y la convertiría en primera dama del país.

Tras la asunción de Temer como presidente interino, con Marcela, Brasil vuelve a tener primera dama después de casi seis años. La última fue la esposa de Luiz Inácio Lula da Silva, Marisa Leticia.

Desde sus primeras apariciones en público, durante la asunción presidencial de Dilma Rousseff, en 2011, Marcela Temer robó la atención de la prensa y provocó las reacciones más dispares tanto por su exuberante belleza rubia como por sus comentarios. En medio de una crisis política sin precedentes en un cuarto de siglo en el país, que terminó con la separación del poder de Rousseff y la asunción del hasta ahora vicepresidente Temer, Marcela volvió a levantar polémica.

Un reportaje de la revista Veja que la definía como “bella, recatada y de hogar” desató mordaces críticas de organizaciones civiles y grupos feministas por la visión conservadora y machista del papel de la mujer que traslucían las palabras de Marcela. La nueva primera dama brasileña cuenta que sus días se centran en el cuidado de su hijo, de 6 años, de su esposo, Michel, y en las tareas del hogar. Marcela Temer “aparece poco, le gustan los vestidos a la altura de las rodillas y sueña con tener otro hijo con el vicepresidente”, señalaba la revista en el reportaje.

Rápidamente se multiplicaron las comparaciones con Rousseff, que acaba de ser separada del poder y que cuenta con un pasado de militancia política que la llevó a la cárcel en su juventud y una prolífica carrera política. La experiencia de Marcela es muy distinta. Estudio en un colegio de Paulinía –a unos 500 kilómetros de San Pablo– y con 19 años, en 2002, consiguió el título de Miss de la ciudad y de “vice Miss San Pablo”.

Trabajó como modelo y como recepcionista en un diario local hasta que conoció a Temer en un asado organizado por afiliados al Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), y un año después, en 2003, se casaron en una ceremonia íntima. Ella tenía 20 años y él 63. En 2009, estudió derecho en una universidad de Sao Paulo pero, según explicó a medios locales, no rindió el examen final por el nacimiento de su hijo, Michelzinho. Cuando Temer, líder del PMDB, llegó a la vicepresidencia arropado por Dilma Rousseff, en 2011, se instalaron en el Palacio de Jaburu, en Brasilia, después de una profunda reforma. La hoy primera dama de Brasil, que se tatuó el nombre de su esposo en la nuca cuando comenzó su relación, se muestra en un discreto segundo plano en los actos públicos, aunque eso no evita que se convierta en blanco de las revistas del corazón.

Ajena a los comentarios sobre la diferencia de edad con su marido, Marcela asegura que “la edad no es obstáculo”. “Es como si Michel tuviera 30 años, suena gracioso pero es así”, dijo. La pareja parece vivir uno de sus mejores momentos, a juzgar por el reportaje de Veja, que reveló como el vicepresidente agasajó a su joven esposa hace unos meses reservando un exclusivo restaurante de Sao Paulo solo para “Mar” y “Mi”, como al parecer la familia se refiere a Marcela y Michel.

La pasión de Michel por “Mar” le inspiró como poeta: “Llamas de fuego, ojos brillantes, labios rojos, un incendio, toma cuenta de mí, de mi mente, de mi alma, de todo. En brasas, mi cuerpo, incendiado, consumido, disuelto. Finalmente quedan cenizas que esparzo en la cama”. Quizás, con sus nuevas responsabilidades como presidente interino de Brasil en medio de un huracán político y económico y con los Juegos Olímpicos en puertas, Michel Temer no tenga tanto tiempo para escribirle apasionados versos a su joven esposa.

Anúncios

“La alegría” no es sólo argentina

>>> Por Rudy
Sátira 12/ Página 12/ Argentina


¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Festejando la “revolución de la alegría”? ¿Vio que es taaaan exitosa, que a los brasileños les gustó, y la quieren ahí también? ¡Y mire que ellos de alegría saben ¿eh!? ¡Pero les gustó tanto nuestra alegría, que no pueden esperar que Dilma Rousseff, la presidenta que ellos mismos eligieron hace poco más de un año, termine su mandato en paz, y luego, sí, elegir a un candidato que les alegre el mandado con globos amarillos y “O globos” (¡uy, qué coincidencia!)

No, ellos están tan apurados por tener una alegría como la nuestra, tan ansiosos de sentir lo mismo que nosotros, que están acelerando el trámite. Acusaron a su presidenta de corrupción. O de corrosión, o de corrección, o de ser mujer como Cristina, o de…

* No haber salido campeones del mundo durante su mandato (mundial 2014)
* Que Messi es argentino
* Haber tenido una política económica neoliberal
* No haber tenido una política económica neoliberal
* No tener los ojos celestes y los globos amarillos como Mauricio
* De llamarse Dilma, nombre que lleva a la confusión de muchos, que tienden a decir “Vilma” porque de chiquitos veían Los Picapiedras
* De que su apellido “Rousseff” les suena demasiado a Rousseau, como el de la Revolución Francesa, y acá la única revolución que vale es “la de la alegría”
* De que al tener dos “s” y dos “f” seguidas en su apellido está desperdiciando recursos, ya que ella puede darse el lujo de tener dos letras, y hay gente que no tiene ninguna
* Que protestó cuando se enteró de que los EE.UU. la estaban espiando, sin entender que en la División Internacional del Trabajo a los EE.UU. les tocó espiar a todos
* De no ser Lula
* De ser del mismo partido que Lula
* De que si no la echan a ella ahora, capaz que después viene Lula de nuevo
* De que su partido propicia una ‘política distributiva (en realidad lo que critican es que sea distributiva entre los pobres, si fuera entre los ricos, no pasa naranja)
* De no distinguir entre la gente normal y los pobres, como nuestra benemérita vicemauricia
* De ser amiga de CFK y no de MM
* De no haber nombrado al rabino Bergman como ministro de Medio Ambiente
* De no tener cuentas en Panamá, como corresponde a alguien de su categoría
*De nada

Con todas esas causas en su contra, es casi obvio que los días de Dilma en el gobierno están contados, y no son muchos. Porque los brasileños tienen el mismo derecho que nosotros a la alegría.

Tienen derecho a tener un gobierno que sea equitativo, y les dé mucho a los que ya tienen, y les quite a los que no tienen nada, porque si no tienen nada es porque no lo necesitan.

Tienen derecho a un gobierno que concentre los medios de comunicación, para que en todos los canales, diarios y radios digan lo mismo, de manera de evitarles la trabajosa decisión de elegir a quién escuchar, y puedan dedicar su tiempo a la alegría.

Tienen derecho a un gobierno que los despida, es muy triste irse de un lugar sin que nadie te diga “Chau, adiós, arrivederci, va embora, guei gesunterheit (viajá con salud, en idish), au revoir, das vidaña (hasta mañana, en ruso), good bye o lo que sea, pero que te despidan.

Tienen derecho a ganar mucho menos dinero que antes, así se libran de comprar medicamentos que solamente sirven cuando uno está enfermo, y comen menos, lo que contribuye a estar mejor físicamente.

Tienen derecho a no tener que hacerse cargo de los demás, pagando impuestos y respetando leyes sociales que los obliguen a desprenderse de lo que tanto esfuerzo les costó ganar, heredar, afanar, rapiñar o como sea, pero ahora es de ellos y basta.

Tienen derecho a consumir lo que les digan que hay que consumir esos mismos medios que ahora les dicen que Dilma es mala y corrupta, y que los Reyes Magos existen y son Las Multinacionales, los Holdouts y los Bancos.

Tienen derecho a tener derecha.

Una cosa rara, lector. En estos días en los que los brasileños festejan que la alegría está por comenzar, y los argentinos festejamos que “y ya lo ve, y ya lo ve, somos deudores otra vez” (siempre lo fuimos, pero ahora mucho más), se celebra también el Peisaj (o Pesaj), llamada también Pascua judía, que recuerda el Exodo de Egipto hacia la libertad, que implicó 40 años de caminata en el desierto.

A ver… en Egipto había esclavitud, plagas, muchos dioses, comida para quien pudiera pagarla, pirámides para construirle al faraón… ¡había alegría! ¿por qué irse? ¡Inexplicable! En fin, lector, parece que los pueblos antiguos hacían esas cosas… hay que entenderlo, eran otros tiempos.

El impeachment de la vergüenza

La amenaza del impeachment finalmente se cumplió y el espectáculo que ofrecieron los diputados todavía sigue en la cabeza de buena parte de los brasileños. “Incluso los que hoy se sienten victoriosos se han quedado con un mal sabor de boca”, dijo el profesor de derecho constitucional de la Fundación Getulio Vargas, Oscar Vilhena al diario El País.

La votación se encaró como si se tratase de una final de Copa del Mundo, una gala de Oscar o una noche de sábado en el desfile de Carnaval de Sapucaí. No faltaron los disfraces con banderas brasileñas, bufandas y carteles de “Ciao querida”, para referirse a la presidenta.

Francia penaliza a los clientes de las prostitutas

“La compra de actos sexuales” será sancionada con una multa de 1.500 euros, y de hasta 3.500 en caso de reincidencia.

 

Francia adhirió este miércoles al grupo de países europeos que sancionan a los clientes de las prostitutas, una polémica medida que ha sido objeto de muchos debates y divide tanto a la clase política como a las asociaciones de ayuda a las prostitutas.

El texto, aprobado de manera definitiva esta tarde en la Asamblea Nacional (Cámara Baja), establece que “la compra de actos sexuales” será sancionada con una multa de 1.500 euros, y de hasta 3.500 en caso de reincidencia.

Se prevé además la posibilidad de una pena complementaria, también nueva, consistente en una formación obligatoria para concienciar sobre las condiciones de la prostitución.

Todos los países europeos castigan el proxenetismo pero Francia es sólo el quinto en sancionar también a los clientes de las prostitutas, después de Suecia, el primer país en hacerlo en 1999, y de Noruega, Islandia y el Reino Unido.

Para llegar hasta la aprobación de este miércoles fue necesario un largo proceso parlamentario de cerca de dos años y medio.Una manifestación de unas sesenta prostitutas contra el texto se realizó cerca de la Asamblea Nacional y se veían pancartas que decían “clientes penalizados, putas asesinadas”.

Según las estimaciones oficiales, en Francia hay entre 30.000 y 40.000 prostitutas, en su mayoría extranjeras, originarias de Europa del Este, África, China y América Latina.

La penalización de los clientes es la medida principal del texto, que incluye asimismo diversos mecanismos para reforzar la lucha contra el proxenetismo y para favorecer las ayudas para abandonar la prostitución.

El texto suprime además el delito de captación pasiva de clientes por parte de las prostitutas, que regía desde 2003 y era denunciado por las asociaciones de ayuda a las prostitutas.- Disuadir la demanda-Las dos cámaras del Parlamento no se pusieron de acuerdo nunca sobre la sanción de los clientes.

La Asamblea Nacional, en la que la izquierda tiene la mayoría, la aprobó, pero el Senado, mayoritariamente de derecha, se opuso a la medida.A falta de acuerdo sobre un texto común, la Asamblea tiene la última palabra.

El tema fue objeto de polémica y divisiones dentro de los partidos políticos y en el conjunto de la sociedad francesa.Para sus partidarios, la penalización de los clientes debe ayudar a disuadir la demanda y considerar a las prostitutas como “víctimas y no ya como delincuentes”, en palabras de la diputada socialista Maud Olivier, impulsora del texto.

“Esta ley es indispensable para que no se pueda considerar más como normal la compra del cuerpo de una persona”, dijo Olivier a la AFP, declarándose “orgullosa de que el país la vote”.Para sus detractores, sancionar a los clientes “pondrá en peligro” a las prostitutas, que estarán más aisladas, considera Sarah-Marie Maffesoli, de la organización Médicos del Mundo.

La penalización de los clientes fue también combatida por asociaciones de prostitutas que presentan su actividad como voluntaria y temen una pérdida de ingresos.”Las consecuencias ya las vemos.

Las que pueden se van a trabajar a los países fronterizos, las otras buscan agencias, salones, intermediarios que van a desempeñar el papel de proxenetas, a fin de ponerlas en contacto con los clientes”, sostiene Morgane Merteuil, del Sindicato del Trabajo Sexual (Strass).

Algunos expertos señalan asimismo la dificultad de poner en práctica esa prohibición en la era de internet. “Los portales de encuentros son uno de los grandes parámetros de la relación entre prostitutas y clientes. Después se telefonean. ¿Cómo controlar todo eso?”, plantea el sociólogo Laurent Melito.

PARA ONDE VAI PROFESSOR


por Talis Andrade

Para onde vai o velho professor
que gastou tanto giz
tanto cuspe de uma fonte que secou
Para onde vai o velho professor
se não é deste mar
se não sabe na web navegar

Neste mundo sem lápis
sem papel
Neste mundo em que se baixa
um pacote de cursos da internet
Neste mundo que não é preciso
nenhum comprometimento que
os jovens possuem mais amigos
nos sítios de relacionamentos
do que na sala de aula
em que nos corredores da escola
reina o jogo de empurra
o bulismo as turras
e no pátio de recreio
os estupros as curras
para onde vai o velho professor

Celebridades bissexuais

Está na moda. Ou sempre esteve. Sei que nas listas aparecem mulheres lindas. E inteligentes. Que eu gostaria de descobrir a nudez.

Mas no Brasil ainda causa espanto e escândalo nos meios de comunicação de massa. Neste Carnaval foi manchete o pega da cantora Ana Carolina e da atriz Letícia Lima fotografadas se beijando num camarote na Sapucaí.

De acordo com o jornal Folha de São Paulo, elas vinham negando o romance há alguns meses. No entanto, já vivem juntas há mais de um ano na casa da cantora, no Jardim Botânico, Rio de Janeiro.

Veja uma lista de 3o celebridades aqui 

Outra

Uma tão feminino 

Nomes para lembrar para lembrar 

Almanaque Erótico do Século XIX

Esqueça a frase “no meu tempo isso não existia“. Depois das Ilustrações eróticas do século XIX do pintor húngaro, é a vez dos portugueses mostrarem com o seu almanaque erótico que o sexo e erotismo sempre esteve presente na nossa vida.

 

No final do século XIX circulou por baixo dos panos portugueses um livro de humor diferente, um humor proibido. O livrinho chamado “O pauzinho do matrimônio” continha ilustrações fantasiosas e erotizadas e seguia o modelo de almanaques do período, com anedotas, cantigas, novelas e piadas, porém com um assunto bem escandaloso para a época. Tão escandaloso que a Biblioteca Nacional de Portugal fingiu não vê-lo e não guardou nenhum exemplar para contar história.

Ainda assim alguns volumes circulavam por aí e foram mega disputados por colecionadores. E foi graças a um deles, o historiador e bibliófilo António Ventura que o almanaque erótico pode ser relançado. A nova versão saiu em novembro/2015 pela Tinta da China, em edição integral.

Os capítulos tem nomes como “Caralhofobia“, “O saxopênis” ou “A Arte de gozar e fazer gozar” e logo no início possui uma advertência “Vão gritar muito contra o pauzinho. Dirão que é imoral, que não tem graça e há-de até parecer-lhes perigoso. E contudo serão eles próprios, os pudicos, os castos, que hão-de comprar o livro e lê-lo de uma assentada”.

Você pode comprar o livro aqui.